El alcalde promete bajarse el sueldo a 1.500 euros, el mismo que los ediles

  • El PP rompe el pacto y vota en contra de las asignaciones del gobierno local de IU

Gómez -izquierda-dirige el Pleno tras aprobarse la moción de censura, el pasado 19 de diciembre. Gómez -izquierda-dirige el Pleno tras aprobarse la moción de censura, el pasado 19 de diciembre.

Gómez -izquierda-dirige el Pleno tras aprobarse la moción de censura, el pasado 19 de diciembre. / ERasmo fenoy

Comentarios 0

A la espera de un interventor, el Ayuntamiento de Jimena celebró ayer su Pleno de organización, tras la moción de censura de IU y PP al alcalde socialista, Pascual Collado, que culminó con el nuevo equipo de gobierno de IU, presidido por Francisco Gómez.

El Pleno aprobó el acuerdo sobre la determinación de los cargos con dedicación exclusiva y sus respectivos sueldos, y asignaciones de los concejales por asistencia a plenos y comisiones informativas con el informe del anterior interventor, basado en el gasto político del gobierno del PSOE. El PP no apoyó aquí a IU, a pesar del pacto de gobierno y el punto salió adelante con sus cuatro votos y la abstención de los cinco del PSOE y el voto en contra de la concejal del grupo Adelante.

Tal como se publicó ayer en el Boletín Oficial de la Provincia(BOP), el Pleno designó como primera teniente de alcalde a Dolores Minguet y como segundo a Ángel Gómez Fernández.

El alcalde de Jimena, Francisco Gómez (IU), indicó que el gasto político aprobado es el mismo que el que tenía el PSOE, 1.900 euros netos al mes al alcalde y 1.200 euros por concejal. "No es lo que queremos, pero no hemos podido aprobar otra medida. Cuando tengamos el interventor convocaremos otro Pleno para cambiar esta designación. Mi objetivo es que los tres concejales liberados -uno de ellos en Tesorillo-,y yo cobremos lo mismo y serán 1.500 euros netos, lo prometimos en campaña", aseguró.

En este punto, el grupo socialista propuso incluir un sueldo para el presidente de la junta municipal de distrito de San Pablo (PSOE), una vez se designe quién la va a ocupar, al aprobarse también en la sesión plenaria la dimisión de la actual presidenta, María del Mar Vega.

La propuesta se quedó sobre la mesa a la espera de que haya un habilitado municipal en el Consistorio y se estudien estas y otras medidas económicas. En este punto, el alcalde indicó que la situación económica en el Ayuntamiento es complicada, tras constatar varias deudas. Así, señaló que existe un débito de 108.000 euros con el Obispado de Cádiz, por un convenio para mejoras del santuario Nuestra Señora de los Ángeles.

También con Vodafone existe otra deuda de 120.000 euros desde 2006. "Hemos tenido que negociar con la compañía para que no nos cortaran los teléfonos del Ayuntamiento", aseveró.

Por último, expuso que una vez se cuente con el interventor se tendrá que rectificar el presupuesto de 2016, al haberse gastado el doble en la partida de Festejos, para la que se había reservado 50.000 euros.

más noticias de COMARCA Ir a la sección Comarca »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios