Entrevista | Juan Carlos Ruiz Boix, alcalde de San Roque y candidato del PSOE

“Ante el Brexit hacen falta más empresas con socios gibraltareños y españoles”

  • “Queremos industrias productivas, no ser un centro de almacenamiento”, desea el socialista, que aspira a su cuarto mandato consecutivo al frente del Ayuntamiento sanroqueño

  • “Quiero darle a la Diputación ese ADN socialista como presidente todo el mandato”, manifiesta

Ruiz Boix, junto a la reproducción del Éxodo de Ortega Bru.

Ruiz Boix, junto a la reproducción del Éxodo de Ortega Bru. / Erasmo Fenoy

"Dile a la gente que queremos afianzar las políticas de empleo, continuar con las políticas sociales, seguir transformando los núcleos de población con importantes inversiones y fomentar el orgullo de pertenencia a San Roque. Somos un municipio con diez pueblos y hay que mimar y cuidar la idiosincrasia, las tradiciones y el progreso de todos por igual". Así se despide Juan Carlos Ruiz Boix tras una entrevista con Europa Sur que realiza en su despacho, junto a una reproducción del Éxodo, un altorrelieve en madera que recuerda a los primeros pobladores sanroqueños que habían sido expulsados de la vecina Gibraltar tras la ocupación por los ingleses en plena Guerra de Sucesión, el 4 de agosto de 1704. Ruiz Boix tiene muy presentes en todo momento a los descendientes de los que aparecen en la emblemática obra de Luis Ortega Bru. Alcalde de San Roque desde junio de 2011, aspira a serlo por cuarta vez a partir del 28 de mayo. Para lograrlo, sabe que es clave la conexión con los ciudadanos. Por eso se despide con un "dile a la gente...".  

Alcalde de San Roque, presidente de la Diputación y secretario general del PSOE de Cádiz. ¿De dónde saca el tiempo?

Mi principal compromiso es con San Roque y me obligo a comenzar o a acabar el día con actividades de la agenda del Ayuntamiento. Siempre tengo algún tipo de reunión de trabajo con algún grupo empresarial o con algún colectivo e intento tomar un café, en el desayuno o por la tarde en alguno de los centros de San Roque. Le pongo intensidad a todo e intento sumarle horas al día. Es cierto que muchas veces es complicado, pero me apasiona la política, la disfruto y creo que estamos realizando un buen trabajo que hace que no me canse. No trabajo siete horas como pueden hacerlo otros alcaldes y otros responsables políticos. Mi agenda está mucho más multiplicada y son muchas horas las que a lo largo del día estoy dedicado a ese triple papel. 

Lo más difícil será no perder el contacto con la calle.  

Ahora mismo vengo de la Estación de San Roque, voy el jueves porque hay mercadillo y me relaciono con la gente. He ido a desayunar a la cafetería Baobab y allí me he encontrado con muchos vecinos. Me han hablado de la situación del colegio San Bernardo. La gente tiene que entender que cada vez que salgo del despacho no es habitualmente por un tema de ocio, sino muy posiblemente por trabajo, a profundizar en la proximidad y la cercanía para saber dónde está el problema y conocerlo bien. Y eso es lo que hago.

¿Y qué percibe de cara a las elecciones?

Tengo buenas vibraciones. Creo que hemos realizado un buen trabajo y tenemos una muy buena hoja de servicios. Hemos trabajado en los últimos cuatro años, contando con la interrupción de los dos años de pandemia, para prestar el mejor servicio a las vecinas y vecinos de San Roque. Yo pensaba que no íbamos a conseguir cumplir los objetivos por culpa del virus e incluso los cambiamos, porque la realidad de la pandemia hizo que todo nos volcáramos en la situación sanitaria y aparcáramos algunos proyectos. Pero aún así puedo decir que el equipo de gobierno que dirijo ha cumplido el 88% de los compromisos que asumíamos en la campaña electoral del 2019.

¿De cuáles de esos logros se siente más orgulloso?

Sobre todo de que ahora los vecinos y vecinas de San Roque sienten orgullo de pertenecer a este municipio. De que hablen con admiración de nuestro pueblo, de las actividades, de la programación o de las inversiones. Y me siento también orgulloso de que hayamos sido capaces de tener un municipio amplio, con diez pueblos dentro, pero una sola realidad que todos compartimos. También me siento muy orgulloso de que San Roque sea el primer municipio de la provincia de Cádiz en políticas sociales, que hayamos multiplicado por 20 las cuantías económicas que destinamos a familias vulnerables y que al mismo tiempo hayamos realizado más de mil contratos con planes de empleo propios, dignificando a muchas personas.

¿Y qué le demandan los vecinos?

“Hemos cumplido el 88% de los compromisos del 2019 a pesar de la pandemia”

Como tengo distintas responsabilidades, he armado un enorme equipo de mujeres y hombres del PSOE de San Roque que han realizado una labor estupenda durante este primer trimestre, en lo que hemos denominado la marea roja, visitando a los más de 100 colectivos que tiene el municipio. Todo el tejido asociativo de San Roque ha tenido oportunidad de tener contacto con miembros de mi gobierno y hemos recogido las nuevas carencias, las nuevas asignaturas que vamos a tener para el 2023. No somos para nada conformistas, somos ambiciosos. Nuestro proyecto tiene entre sus objetivos que en el año 2050 San Roque deje de ser la suma de poblaciones y se convierta en un gran municipio de más de 50.000 habitantes. Vamos a intentar que en los diez pueblos haya crecimiento, con nuevas construcciones de un parque inmobiliario que ha estado suspendido, pero se está reactivando con diez viviendas en Guadiaro, seis en Taraguilla, 177 en el centro de la ciudad, en Huerta Varela y en la avenida del Tercer Centenario, gracias a unos fondos europeos que ha conseguido Pedro Sánchez. Tenemos que llevar más actividades culturales a los pueblos. Hay una agenda enorme en el Teatro Juan Galiardo y ahora vamos a intentar que tengamos espacios culturales nuevos, con al menos un nuevo teatro por distrito, uno en Valle del Guadiaro, otro en el área de la Bahía y otro en La Estación-Taraguilla-Miraflores. Vamos a seguir con las residencias de mayores, con ese reto de contar con hasta 120 plazas nuevas, y vamos a continuar construyendo las mejores instalaciones deportivas.

Ruiz Boix, frente al Ayuntamiento de San Roque. Ruiz Boix, frente al Ayuntamiento de San Roque.

Ruiz Boix, frente al Ayuntamiento de San Roque. / Erasmo Fenoy

Y la Huerta del Valenciano.

Ese es el principal sueño que quiero que compartamos todos. Tendremos que inventarnos un nombre para este pulmón de servicio al ciudadano que estará en un terreno de 31 hectáreas que hemos comprado y que, a pesar de las trabas de algunos grupos políticos, está en el proceso de designación como equipamiento público. Tenemos la ilusión de construir allí un estadio de fútbol de 5.000 espectadores, con un circuito de motos y un recinto ferial que será el doble de grande que el actual. Queremos una piscina al aire libre y un auditorio para grandes conciertos.

¿Cuánto de eso dará tiempo en cuatro años?

La urgencia principal es el recinto ferial, que lo queremos sacar del actual en Los Olivillos. Estamos hablando de 31 hectáreas en una zona no urbanizada y por lo tanto lo primero será el saneamiento, la iluminación, el acerado y el asfaltado, en definitiva todo lo que no se ve, lo que está escondido. Ahí es dónde ahora hay que hacer inversiones. 

Baelo Claudia es uno de los yacimientos arqueológicos más concurridos de Andalucía con más de 170.000 visitas anuales y Carteia, cuya importancia histórica es mayor, ha llegado a estar cerrado. 

Yo era miembro de un gobierno local de San Roque que, sabiendo la fortaleza del enclave, puso todo su esfuerzo para ponerlo en valor, aunque los ayuntamientos no tienen competencias en yacimientos arqueológicos. Nos comprometimos a cofinanciar un equipo técnico que atendiera el lugar, a realizar convenios con la Universidad de Madrid, con la Universidad de Cádiz y con Cepsa para encontrar recursos que permitieran seguir realizando distintas excavaciones y que aflorara cada vez más la riqueza que tiene. Queremos que Carteia se convierta en un conjunto arqueológico, pero primero tiene que contar con un enclave, que es lo que ha ido perdiendo en estos últimos cinco años, de la mano del Partido Popular, que ha ido restándole servicios. Nosotros llevamos años demandando que se sume a la programación de teatros que sí existe, por ejemplo, en Baelo Claudia o en otros puntos de Andalucía. Creemos que en el foro o en el anfiteatro se puede disfrutar de alguna noche especial.

¿Y qué pasó?

Pues que el Partido Popular, que en el año 2010 estaba gobernando en San Roque, rompió el convenio con la Junta de Andalucía, que estaba gobernada por el PSOE, y dejó una deuda que hemos tenido que pagar al 100% con fondos públicos del Ayuntamiento. Lo que habíamos pactado con ellos era un centro de atención al visitante y lo cumplimos, pero ahora, el Partido Popular, que tiene un interés especial por castigar a San Roque, no reconoce la construcción de ese equipamiento y sigue restando servicios. Lo último que conocimos fue que perdíamos a los guías turísticos. Después del revuelo que armaron los vecinos y el Ayuntamiento, han puesto uno solo,  que además no es empleado público de la Junta de Andalucía, sino externo. Es una situación mísera. Y ahora dicen que se ha multiplicado el número de visitas, claro que sí, pero por la promoción turística que hace este Ayuntamiento con actividades todo el año.

“A la Junta de Andalucía le pido el compromiso de que convierta a Carteia en un conjunto arqueológico”

La Delegación de Turismo hace un gran trabajo para que se conozca toda la riqueza y el atractivo turístico de San Roque, que no es sólo es playa, no sólo es golf, no es sólo el conjunto histórico, no es sólo paraje natural, no sólo es gastronomía, sino que también es Carteia. A la Junta de Andalucía le pido el compromiso de que al menos estudie el paso a conjunto arqueológico, que significará que tengamos un equipo técnico permanente para difundir y proteger un legado de más de 20 siglos. Que lo cuiden.

¿Está preocupado por la falta de un acuerdo sobre Gibraltar tras la salida de la Unión Europea?

El Brexit es una situación en la que llevamos siete años. En 2016 los británicos decidieron voluntariamente abandonar la Unión Europea y claro, hay una complicación respecto a la nueva relación que se establezca entre Europa y el Reino Unido, pero muy especialmente aquí en nuestro país, la relación que se construya entre España, muy especialmente la comarca, y Gibraltar. Sé que en la problemática general, quizás sea un tema pequeño, pero para nosotros es la gran asignatura, porque desgraciadamente existe una dependencia laboral, económica y social. Hay que cuidar la social y de convivencia familiar, que es muy intensa, pero luego hay más de 14.000 personas que diariamente atraviesan la Verja para ir a trabajar. Hablamos de 10.000 españoles y de 4.000 extranjeros que viven en nuestra comarca, que por tanto hacen economía, que adquieren viviendas en nuestra comarca, que compran en nuestros supermercados y que consumen en nuestros bares y restaurantes.

“Instalaciones como la subestación hay que compartirlas; la mayoría del empleo que genera San Roque no es para los sanroqueños”

Tienen además un alto poder adquisitivo porque están en una economía que es la tercera o la cuarta renta per cápita del mundo y por tanto nos interesa llevarnos bien. Espero que se alcance un acuerdo en el que haya beneficios para las dos partes y por eso confío en que el reto que marcó Pedro Sánchez con el acuerdo de Nochevieja de contar con una zona de prosperidad compartida, se convierta en una realidad. Los vecinos del Campo de Gibraltar estamos habituados a relacionarnos con los llanitos. Somos una gran población de más de 300.000 habitantes y nos nos llevamos muy bien.

Quizás esa prosperidad compartida conllevaría una implicación por parte de Gibraltar en la comarca que hasta ahora no se ha producido.

Tenemos que implicar a los empresarios gibraltareños. Tenemos muy claro que ellos necesitan mano de obra y necesita el espacio físico, porque no lo tiene. Nosotros tenemos excedente de mano de obra, porque desgraciadamente tenemos una alta tasa de desempleo en la globalidad de la comarca, que supera el 20%, y también tenemos un importante espacio productivo en muchos municipios. En el caso de San Roque vengo ofreciendo la zona de actuaciones logísticas de La Estación, donde llevo tiempo intentando que se ubiquen empresas gibraltareñas. Hay que fomentar la cooperación empresarial entre Gibraltar y la comarca y por qué no propiciar que las empresas compartan propietarios de uno y otro lado, que se hagan sociedades que tengan accionistas gibraltareños y del Campo de Gibraltar.

¿Cómo prevé el desarrollo industrial de San Roque?

San Roque es el municipio de toda Andalucía que mayor número de superficie industrial tiene ocupada y yo diría también, pendiente de ocupación. San Roque ofrece 35 hectáreas nuevas de ocupación industrial y al mismo tiempo, los dos kilómetros cuadrados que hoy en día existen corresponden a inversiones de los años 60, de los años 70, de los años 80, que por tanto podrían requerir de una actualización, de una optimización. Estoy convencido de que esas 35 hectáreas van a ser sede del Valle del Hidrógeno Verde que se anunciaba el 1 de diciembre por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el acuerdo de la inversión con Cepsa. También podría albergar parte de las actuaciones de inversión que tiene prevista Maersk en el conjunto del país, entre Galicia y Andalucía, pendientes de ubicación. Pero además, siempre he pensado que podemos recibir nuevas actuaciones industriales, pero productivas, me gusta subrayar esa palabra. Plantas industriales que con respeto al medio ambiente y a la salud puedan seguir optimizando la gran extensión de suelo que ponemos a disposición de las industrias para que San Roque siga siendo el principal municipio de toda Andalucía en el campo industrial.

¿Por qué productiva?

El Campo de Gibraltar es un espacio estratégico fundamental, como parte del Estrecho y la Bahía de Algeciras, donde desarrollar las aspiraciones de muchos empresarios que quieren invertir África, pero trayendo sus productos desde plantas productivas en esos lugares a una zona de almacenamiento o de logística en conexión con Europa. Para eso no van a encontrar ninguna cooperación por mi parte, para que San Roque se convierta en un punto de encuentro logístico. No, nosotros vamos a seguir fomentando plantas productivas, que son las que generan mayor empleo, las que generan buenos convenios y las que generan riqueza para el conjunto del municipio.

¿En qué situación está el proyecto de subestación de Puente Mayorga para la interconexión eléctrica con Ceuta?

Seguimos intentando que los tribunales nos den la razón porque no se puede instalar una subestación próxima a un colegio. Y seguimos intentando que Red Eléctrica de España sea sensible a la preocupación que mantienen los 3.000 habitantes de Puente Mayorga. Entendemos que la mejor ubicación en la que un sesudo estudio realizado entre los años 2016 y 2020 y que señalaba que ese espacio era Los Portichuelos. San Roque cuenta ya con una importante servidumbre de Red Eléctrica, tenemos ocho subestaciones, entre las que está la principal de toda Andalucía, la del Pinar del Rey.

“Para llegar a los 50.000 habitantes es muy importante que vuelva a construirse vivienda asequible”

Por cierto, en ese proyecto siempre va a estar afectado San Roque, porque la electricidad saldría de allí y buscaría otra subestación. Puente Mayorga está saturada de instalaciones industriales. Hay que intentar que todos compartamos, porque la mayoría del empleo que genera San Roque no es para los sanroqueños. Tenemos las sedes, pero los beneficios son compartidos por toda la comarca. 

Ha hablado del reto de llegar a 50.000 habitantes en 2050. ¿Está en el camino?

Llegué a la Alcaldía en el año 2011 y teníamos 29.000 habitantes. Estamos hoy por encima de los 34.000. Es decir, hemos sumado 6.000 a pesar de que hemos atravesado un tiempo con tres crisis, la inmobiliaria, la de la pandemia y la de la guerra de Putin en Ucrania. Espero que en los 27 años que nos quedan no vivamos tantas crisis, ojalá ninguna y se cumplan nuestra expectativas de crecimiento. Para ello es muy importante recuperar la construcción de viviendas en los pueblos de San Roque, que nos convenzamos de que hay que construir vivienda pública, que el 40% del suelo que destinemos a los nuevos crecimientos urbanísticos sea de renta libre accesible. San Roque no puede estar solo para la vivienda de lujo.

¿Cómo se logra eso?

Poniendo recursos. En 2013, cuando estábamos en el corazón de la crisis, sobraban viviendas. Se habían quedado abandonadas porque había mucha gente con problemas que no podía escriturar porque el banco no les daba el crédito. Por tanto no era una prioridad para mi gobierno. Tenemos un parque de viviendas en el edificio Eduardo López, que teóricamente eran todas de compraventa y casi la mitad se hicieron de alquiler con opción a compra porque no había facilidad para el acceso. En 2018, cuando se recupera la economía diez años después, vemos que se inicia la recuperación del sector de la construcción y lo recibimos con alegría. Pero transcurridos dos años, observamos que esa recuperación, en el caso de San Roque, estaba muy orientada hacia las viviendas de lujo. No se suman viviendas protegidas, lo único que hay es casas construcciones de renta alta en las urbanizaciones La Alcaidesa, en San Roque Club, en Sotogrande. Detectamos el problema y a partir de ahí tomamos la decisión de abaratar el impuesto de construcciones, prácticamente subvencionándolo. Bonificamos el 95% para que todas las empresas y todas las familias que quieran invertir en San Roque no tengan que pagar ese impuesto. A las empresas que vengan a obtener grandes plusvalías les decimos que para que tengan una licencia acorde en tiempo y en forma, el 20% de las viviendas que vayan a construir en las urbanizaciones tienen que estar en la ciudad y en los pueblos. Es importante que esto lo sepan las empresas que vienen a invertir en San Roque.

¿La experiencia como presidente de la Diputación y ya ha sido suficiente o le gustaría seguir?

Tengo el reto de continuar y lo comparto con mi partido. Estamos trabajando en los 45 municipios para obtener la victoria que nos permita mantener el gobierno. En tal caso estoy convencido que seré presidente en el mandato completo. Llevo ya ocho años siendo miembro de la Diputación, con otras responsabilidades como vicepresidente o como diputado de Hacienda, y mi reto es seguir realizando políticas activas de empleo y prestación de servicios a los ayuntamientos más pequeños para que puedan seguir avanzando. Tengo el objetivo de poner ese sello socialista, ADN socialista en las políticas sociales, que también mimamos y cuidamos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios