Investigación y Tecnología

Qué es el tumor intramedular contra el que lucha la joven sevillana Belén Domínguez

Belén Domínguez (centro) con dos amigas.

Belén Domínguez (centro) con dos amigas. / @belendominguezb

Su vida cambió de la noche a la mañana. De un día para otro, Belén Domínguez, sevillana afincada en Madrid, pasó de una vida deportiva activa a tener dificultades para caminar. Cambió los viajes en pareja con la que tenía previsto casarse este año, por los desplazamientos en silla de ruedas por las diferentes estancias del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid. Eso cuando tenía la posibilidad de moverse porque ha llegado a pasar meses sin salir de la cama.

Tiene un tumor intramedular. Se trata de uno muy poco frecuente, pero que le ha tocado a ella. Su incidencia es baja, aproximadamente un 2% de todos los tumores del sistema nervioso central. Son tumores complejos y se requiere de una técnica "muy depurada" y de experiencia para extirparlo. 

Lleva casi un año de pruebas, de malas noticias y de altibajos emocionales, aunque es bastante optimista. Asegura que no quiere que la gente la mire con pena porque "es mi día a día y es lo que me ha tocado vivir. Es que yo me lo tomo así", sentencia con total normalidad. 

Síntomas del tumor intramedular

El prestigioso neurocirujano Francisco Villarejo, jefe de Servicio de Neurocirugía del Hospital La Luz de Madrid nos pone en contexto acerca de este desconocido, "un tumor intramedular se puede reconocer por una expansión focal determinada en parte por la localización anatómica, siendo el dolor el síntoma de presentación más frecuente".

Pero no es el único. Los músculos, especialmente de las piernas, se van debilitando, provocando pérdidas de movilidad, así como también menor sensibilidad en las extremidades y una disminución de los reflejos. Todo esto, va generando en el paciente dificultad para caminar o mantener el equilibrio. En alguna ocasión, Belén ha celebrado ponerse de pie sin que nadie la agarre. 

Aunque hay avances, para Belén hubo un momento en el que la vida se le vino abajo cuando los médicos le ofrecieron buscar un centro de cuidados paliativos donde pasar sus últimos días de vida ya que los últimos tratamientos, los cuales "tanto daño le habían hecho", no habían tenido efecto contra el tumor y le aseguraron que "ya no había nada que hacer".

Una noticia nada esperanzadora, hasta que poco después, según narra ella misma en su cuenta de Instagram, su vida vuelve a dar un giro radical cuando los neurocirujanos, "aquellos que me salvaron la vida después de nueve horas de operación", relata Belén visiblemente emocionada y casi entre lágrimas, le dijeron que podía quedarse para poder realizarle otras pruebas.

"Hay veces en que se extirpa entero y hay otras, que solo se puede extirpar una parte del tumor con la que aliviar la presión sobre la médula espinal"

Posibles tratamientos en el tumor

Cuando los profesionales ponen en marcha un tratamiento, el objetivo se centra en reducir o prevenir el daño que tienen los nervios por la presión que se ha ejercido sobre la médula espinal y asegura de que pueda caminar. Eso sí, debe aplicarse tan rápidamente como cuando empiecen a presentarse los primeros síntomas ya que cuanto antes se suministre, habrá muchas más posibilidades de prevenir una lesión permanente. 

Hay varios tipos de tratamientos que se suministrarán en función de dónde se haya producido la lesión y de lo grave que sea. En el caso de Belén, primero fue intervenida quirúrgicamente ya que lo principal era aliviar la compresión sobre la médula espinal. Hay veces en que se extirpa entero y hay otras, que solo se puede extirpar una parte del tumor con la que aliviar la presión sobre la médula espinal.

En función de cómo se haya desarrollado la operación y de los resultados que se hayan obtenido, se puede utilizar, la radioterapia, la fisioterapia para mejorar la fuerza muscular y la capacidad de desenvolverse de manera independiente, a veces y según el tipo de tumor también se aplica quimioterapia. En el caso de Belén, sí que se ha usado, incluso, combinado con la radioterapia, así como también corticosteroides (dexametasona) que se pueden administrar para reducir la inflamación y la hinchazón alrededor de la médula espinal.

Recientemente, han probado un nuevo ensayo clínico con el que intentar frenar el tumor. Lo cuenta ella misma en un vídeo de Instagram, el canal que ha utilizado siempre para contar paso a paso su evolución, sentimientos o mostrar a las personas que le están acompañando, entre las que se ha encontrado el cantante Alejandro Sanz

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios