Foro de Mercados Grupo Joly Banco Santander

El Santander espera un crecimiento sostenido de la economía, acompañado por una bajada de la inflación

Jordi Guasch, en el Foro de Mercados de Grupo Joly y Banco Santander, ante la mirada de Magdalena Trillo, Begoña Martínez, Gerardo Puerta y Laura Velasco.

Jordi Guasch, en el Foro de Mercados de Grupo Joly y Banco Santander, ante la mirada de Magdalena Trillo, Begoña Martínez, Gerardo Puerta y Laura Velasco. / Javier Albiñana

Hace dos años, Manuel de la Cruz, director territorial de Banco Santander en Andalucía, avisaba: “Cúbranse el tipo de interés, que vienen curvas”. Llegaron las curvas, se confirmó la perspectiva del banquero. Hace un año, auguraban que seguirían subiendo, con una recuperación paulatina. Segundo acierto. Este jueves, los expertos que se han reunido en el Foro Perspectivas de Mercados en el entorno actual del Grupo Joly en colaboración con Banco Santander esperan un crecimiento sostenido de la economía, acompañado por una bajada de la inflación a partir de este verano. 

La situación actual, han coincidido todos los expertos reunidos en el Hotel NH de Málaga, se caracteriza por la "inestabilidad", marcada por una salida de la pandemia en la que la economía se sostuvo mejor de lo previsto. Toda esta coctelera, han remarcado, traerá un repunte del consumo de las familias y la inversión de las empresas.

La primera pieza del dominó debe caer el próximo 6 de junio, cuando el Banco Central Europeo (BCE) anuncie una reducción de los tipos de interés, "no sabemos el ritmo al que se reducirá, ya que puede haber una ralentización por la economía alemana", ha explicado Manuel de la Cruz, director territorial de Andalucía de Banco Santander. Este descenso en el interés puede ser mayor en Europa que en Estados Unidos, que podría dejar el euro en torno a 1,10 respecto al dólar. Lo que tendrá influencia en las exportaciones y las importaciones

Pese a las incertidumbres planteadas, De la Cruz ha resaltado que la economía española se ha comportado mejor "de lo esperado" y que el nivel de empleo está en el punto más alto de la historia. Esto supone, ha explicado, que encontrar talento sea más complicado, lo que ha aupado los salarios. El talento, ahora, cotiza al alza, "tenemos clientes que no sacan proyectos adelante porque no encuentran el personal adecuado para ello".

Con estos mimbres, De la Cruz ve imprescindible la canalización de los préstamos ICO por parte de las entidades financieras, por su experiencia en este ámbito y su proximidad con el cliente. En 2023, ha subrayado, Banco Santander ha concedido 875 millones de financiación procedentes de los ICO, un 39% de todo el sistema. También ha sacado pecho el banquero de otras cifras, como que el sector agroalimentario andaluz –que supone un 14% del PIB de la región– recibió 1.000 millones en créditos del banco, o que 26.000 empresas andaluzas canalizan ya sus pagos internacionales con el apoyo de Santander, que financió el negocio internacional de las empresas de la región con 4.135 millones € en 2023.

"Seguiremos impulsando la economía y apoyando a las empresas", ha aseverado el director para Andalucía del Santander, que ha explicado que para que cualquier empresario gestione una ayuda, "es importante que tenga información económico financiera de primera mano".

Jordi Guasch, director de Mercados de España del Banco Santander, resume que de estos mimbres se puede concluir que se producirá un crecimiento sostenido de la economía, "basado en el volumen, no en el precio, lo que es bueno para las empresas". A esto suma que la renta fija y variable seguirán siendo atractivas tras el descenso paulatino de los tipos de interés.

En cuanto a las divisas, con el cambio del ciclo monetario, "el dólar está sufriendo respecto a otras", por lo que el viraje señala a otras monedas. "La situación es inmejorable para los exportadores", ha aseverado Guasch, a la vez que destacaba que, en el lado contrario, el de las empresas importadoras, "hay soluciones".

Entre ellas han destacado las coberturas ante los cambios de interés, "tenemos estructuras a coste cero, como el túnel con protección en el 4%", ha destacado. En este sentido, ha insistido en que aunque "muchos clientes están centrados en el corto plazo, cada vez más hay que mirar a la inversión a largo plazo".

A las preguntas de Magdalena Trillo, asesora de Transformación Digital de Grupo Joly, y a fin de desgranar más aún tanto la situación actual como las perspectivas a futuro, han participado a su vez, Begoña Martínez, responsable de Mercados en Andalucía de Banco Santander; Gerardo Puerta, director de Research Asset Allocation de Santander Corporate and Investment Banking, y Laura Velasco, economista Senior. En el Hotel NH se han congregado cerca de 300 asistentes entre los que se encontraban destacados representantes del tejido empresarial y económico malagueño. 

Velasco desgranó el estado actual de la Eurozona, en el que destacó las señales positivas para el crecimiento. Además, este crecimiento, ha sostenido, se sustenta en el aumento de volumen en las ventas y no en el crecimiento del precio, una vez la inflación está normalizándose, "es un crecimiento más sólido, la corrección de las tasas de inflación tendrá consecuencias muy importantes. Las empresas deberán innovar y hacer proyectos nuevos de inversión para satisfacer la demanda de las familias, que podrán hacer un consumo real más elevado".  

Además, en el entorno laboral destacó el buen comportamiento en términos de creación de empleo, la tasa de paro en mínimos y la subida salarial, lo que acompañado por inflaciones "cercanas al 2%" hace que aumente la renta real disponible de los consumidores.  

En su análisis también destaca el papel de la demografía, en la que España sale bien parada, con un crecimiento en torno al 1%, "gracias sobre todo a la inmigración", lo que es un factor positivo para el crecimiento potencial de la economía y una reducción de las tensiones en el mercado laboral

En cuanto a la economía mundial, Velasco ha estimado un crecimiento cercano al 3%, "en el que van a tirar más los países emergentes que los desarrollados" y con un ajuste adicional en la inflación. Sin embargo, donde vislumbró más incertidumbres fue en el plano de los tipos de cambio, "no sólo hay que acertar con los escenarios que planteamos para cada uno de los países, tenemos que calibrar las diferencias en términos relativos".  

Begoña Martínez, basándose en este escenario, ha propuesto productos financieros a largo plazo y coberturas, que "dan estabilidad a los costes financieros y permite planificar con certeza a las empresas". Además, estos productos suponen una mejora en el coste de oportunidad, "cubrir ahora es más barato que en otros entornos".  

En cuanto a los mercados internacionales, Gerardo Puerta ha dibujado "un mundo cada vez más pequeño" por las tensiones geopolíticas existentes; en el que China, por ejemplo, pierde peso exportador hacia Estados Unidos y Europa y vira a Rusia. Esto supone, que las empresas puedan tener problemas a la hora de conseguir el stock necesario para cubrir la demanda.  

En el futuro más próximo, Puerta puso todas las miradas en Estados Unidos, con las elecciones a la vuelta de la esquina. Ahora mismo, según las encuestas en las que se ha apoyado, "está 50-50, con Trump ganando por primera vez en votos a nivel nacional. Veremos qué ocurre, porque Trump podría traer volatilidad en los mercados al implicar cambios de políticas económicas".  

En cuanto a la inversión bursátil, Puerta ha defendido que "si no hay recesión, las bolsas lo deberían hacer bien", por lo que la previsión es que "las cosas vayan bien, y la compra de acciones debería beneficiarse de la subida de sus beneficios". Si bien ha aconsejado prudencia en la inversión: "si tiene 100, dedique 80 y deje un pico para capear". En cuanto al ahorro, la renta fija es "interesante", la variable "no es la más atractiva" y la inversión en divisas "no da la sensación de que vaya a haber depreciaciones del dólar muy agresivas, aunque algo esperamos".  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios