Albares en Algeciras

06 de junio 2024 - 00:30

El pasado martes de esta semana vino a Algeciras el ministro Albares para reunirse con los alcaldes del Campo de Gibraltar, territorio directamente afectado por las negociaciones entre la Comisión europea y Gibraltar en relación con su estatuto jurídico después de la salida de ese territorio de la Unión Europea.

Por supuesto, el mero hecho de la visita es una buena noticia y así lo debemos reconocer. Pero mi reflexión en esta columna es sobre dos aspectos de su visita, en principio diferentes, pero tal vez relacionados. El primero es que tal vez llegue tarde. En mi opinión, esta visita debería haberse realizado al inicio de las negociones para que el ministro y su equipo pudieran conocer bien el complejo marco en el que se desarrollan las relaciones transfronterizas, para detectar cuáles son los intereses en juego y poder incluirlos y defenderlos en el proceso negociador para luego poder trasladarlos al lenguaje jurídico comunitario y, posteriormente, a un tratado.

El proceso ha sido a la inversa y la visita se produce cuando las negociaciones llevan iniciadas bastante tiempo, las posturas de las partes están definidas y sobre ellas se trata de cerrar el acuerdo, aunque todos los indicios ponen de manifiesto que el cierre está todavía muy lejano y algunas declaraciones ponen en duda incluso lo acordado previamente hace más de tres años, el 31 de diciembre de 2020, en el conocido como “Acuerdo de Nochevieja”. El segundo aspecto que quiero mencionar en mi reflexión es que esta visita tiene lugar en pleno proceso electoral y coincide con un mitin de su partido que tuvo lugar en San Roque el mismo martes. Parece evidente que me pregunte si la reunión con los alcaldes no fue más que una cobertura o extensión de su actividad electoral. Además, para cualquier observador imparcial quedan pendientes varias cuestiones por contestar. ¿Por qué el ministro Albares no visita este territorio sin campaña electoral por medio? ¿Por qué no ha venido antes para conocer realmente los intereses de la comarca y como insertarlos y defenderlos en el proceso negociador sobre el estatuto europeo de Gibraltar?

Después de la reunión mantenida en Madrid entre el ministro Albares con representantes del tejido económico y social del Campo de Gibraltar, a la que tuve la oportunidad de asistir, me preocupó enormemente el desconocimiento de la realidad campogibraltareña en el ministerio surgiendo serias dudas sobre el enfoque y pasos dados en la negociación del tratado. En cualquier caso, la negociación tendrá que esperar a nuevos equipos negociadores tanto de la Comisión como del gobierno británico y tal vez tenga que empezar sobre nuevas bases. Esperemos que sin elecciones el ministerio de Exteriores se esfuerce por entender este territorio.

También te puede interesar