Abascal y Ayuso superan a Feijóo

El jefe de Vox se ha convertido en figura central de la extrema derecha europea, que puede unificarse tras las elecciones

Feijóo anda descolocado en esta campaña. Es incapaz de seguir la marcha de Abascal y Ayuso en el enfrentamiento contra Pedro Sánchez. Los estrategas de Vox y la Comunidad de Madrid marcan el paso. Primero con Milei y esta semana con Netanyahu, Abascal domina la escena internacional. Un ministro israelita del Likud estuvo en el encuentro de la extrema derecha internacional organizado por Vox en Madrid. En esa cita, el presidente argentino ensombreció a los demás oradores: el loco león de La Casa Rosada le robó la cartera a Orban, Le Pen, Meloni y compañía. Y este martes, Abascal fue recibido por Netanyahu en Jerusalén como si fuese un influyente estadista.

El presidente de Vox ha crecido en su campo ideológico. Ha acercado a los Kaczynski y Orban, Le Pen y Meloni, que no se llevan bien. De hecho, en el Parlamento Europeo saliente los 120 diputados de extrema derecha estaban divididos en varias tribus con relaciones difíciles. Los húngaros de Orban figuraban como no inscritos. Los lepenistas son el núcleo duro del grupo Identidad y Democracia con los italianos de La Liga y Alternativa para Alemania. Los Fratelli de Meloni, Vox y los polacos de Kaczynski se encuadran en el grupo Conservadores y Reformistas.

Meloni está arrepentida de la imagen exaltada que dio en Marbella. Y Le Pen anda dispuesta a reunir a todas las familias. Ha advertido que no quiere la reelección de Von der Leyen. Esa variable pone en escena a Manfred Weber, candidato del PPE hace cinco años, aunque Angela Merkel prefirió a su ministra de Defensa como presidenta de la Comisión. Ahora quizá Weber intente el proceso inverso; se ha trabajado el favor de los euroescépticos. Un auge de los ultranacionalistas los convertiría en el segundo grupo de la Cámara. Se daría un curioso pulso germano alemán. Un católico socialcristiano bávaro y una luterana democristiana se disputarían el apoyo de la extrema derecha.

Y en el ámbito doméstico, Ayuso le pisa el terreno al presidente del PP. Anticipó el jueves el recurso de la amnistía ante el Constitucional por parte de las autonomías gobernadas por su partido. Feijóo intenta otra vez derogar el sanchismo, con nuevos episodios: amnistía al separatismo catalán, trama Koldo, la supuesta corrupción de Begoña Gómez… y poca Europa. La solvente consultora GAD3, de Narciso Michavila, le daba hace unos días 23 escaños al PP por 21 al PSOE. Hay tendencia al empate, nervios en Génova 13 y expectativas en la Casa de Correos, donde Ayuso espera su oportunidad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios