Los índices europeos tuvieron una sesión en rojo, con todos los sectores en negativo, tras varias sesiones de ligeros avances. El Íbex 35 cerró con una caída del 1,16%, el FTSE MIB fue el índice más castigado en Europa con una pérdida de un 1,47% y el Euro Stoxx 50 se dejó un 1,33%. Por otro lado, el FMI ha elevado la previsión de crecimiento de China del 4,6% al 5%, citando el rápido arranque de 2024.

El Tesoro estadounidense ha realizado tres subastas esta semana, con una demanda menor de la esperada. Ayer puso a la venta 44.000 millones de dólares en bonos a siete años. El viernes se publica el indicador de inflación preferido por la Reserva Federal, el índice de gastos de consumo personal: se espera que el deflactor del PCE haya aumentado en abril un 2,7% anual, continuando con la tasa de marzo. Mientras, los banqueros de la Fed, siguen esperando a pruebas de que la inflación sigue reduciéndose, antes de recortar los tipos de interés. Todo ello, en un contexto en el que los datos de confianza del consumidor y las declaraciones de la Reserva Federal, han aumentado las expectativas de que los tipos de interés se mantendrán altos durante más tiempo del esperado.

En el lado empresarial, BHP ha anunciado que por ahora no va a realizar una nueva oferta tras la de 49.000 millones de dólares para adquirir Anglo American, hasta que haya tratado cuestiones como la estructura de la transacción, la comisión de ruptura y temas regulatorios. Por su parte, ConocoPhillips está en conversaciones para adquirir Marathon Oil.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios