José Martínez Olmos

Alianza para la I+D

Salud sin fronteras

La colaboración público-privada puede llegar reportar avances significativos

07 de abril 2024 - 01:00

Acabamos de conocer la constitución de una sociedad que supone una alianza entre el Estado (a través de la sociedad Innvierte del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades), y dos compañías farmacéuticas privadas como son Insud Pharma y Rovi.

Supone una enorme novedad de carácter estratégico ya que se crea la primera sociedad mercantil con capital público-privado dedicada a las terapias avanzadas en España. Esta sociedad mercantil estará participada en un 49% por el Estado y un 51% por las dos compañías farmacéuticas citadas, que serán titulares cada una en un 25,5% del capital social.

Es una magnífica iniciativa que puede suponer dar enormes pasos en el campo de la I+D+i relacionado con las terapias avanzadas y hacer posible que numerosos proyectos de investigación que residen en pequeños grupos de investigación pertencientes al ámbito de la universidad y a la pequeña empresa, reciban apoyo para su validación experimental y para su eventual desarrollo industrial y comercial.

Ello puede beneficiar a los pacientes, como primer objetivo, y favorecer también el desarrollo de un tejido industrial con capacidad de competir en mercados globales. Es el inicio de un camino que permite aspirar a liderar avances científicos de primer nivel y disponer de capacidad industrial propia de carácter global desde España.

Incluso desde Andalucía, dada la presencia de Rovi en la provincia de Granada gracias al esfuerzo institucional realizado en los primeros años del siglo XXI y gracias al compromiso de los propietarios de esta compañía puntera a quienes nunca estaremos suficientemente agradecidos.

El trabajo que hay que realizar a partir de ahora va a suponer el desarrollo de una estrategia activa de búsqueda de iniciativas de investigación, de caracter más o menos embrionario, en cualquier rincón de nuestro tejido universitario, empresarial o sanitario, para impulsar los pasos necesarios que permitan culminar con éxito estos procesos.

Es un camino complejo pero en el que la colaboración público-privada puede llegar reportar avances significativos porque se unen en un mismo objetivos dos estructuras muy potentes como son el sistema de investigación que reside en los espacios anteriormente citados, junto a dos estructuras empresariales con experiencia en su campo para hacer posible el desarrollo de ensayos y la eventual producción industrial y comercialización.

Andalucía debería implicarse al máximo dada la presencia de Rovi en nuestra Comunidad Autónoma pero, también, por el enorme potencial de nuestras instituciones universitarias y de nuestro sistema sanitario público. Es una oportunidad de la que pueden beneficiarse el conjunto de la ciudadanía ya que gracias a la gestión que en esta materia se hizo hace años, tenemos potencial suficiente para aspirar a lo máximo.

Es deseable que la actividad de esta nueva sociedad comience pronto y con buen pie. También que encuentre el máximo apoyo y que produzca resultados de los que podamos sentirnos orgullosos, ya que inician un camino que hace tiempo aspiramos a recorrer.

También te puede interesar

stats