arte

Una exposición que nace del corazón

  • La linense Maral Ríos muestra por primera vez al público sus pinturas mañana en TPOP

  • Sacará a la luz diez cuadros de técnica mixta con capas de acrílico y óleo sobre madera

Algunas de las obras de Maral Ríos que podrán disfrutarse en TPOP. Algunas de las obras de Maral Ríos que podrán disfrutarse en TPOP.

Algunas de las obras de Maral Ríos que podrán disfrutarse en TPOP. / e. s.

La Línea vivirá mañana el nuevo bautizo artístico de una paisana. Maral Ríos inaugurará su exposición pictórica -de nombre HeArt- en la sala TPOP, en la calle López de Ayala, a partir de las 21:00. Allí presentará en sociedad su forma de sentir el arte, su vida y lo que transmite su corazón.

La artista linense, de 33, años creció entre óleos y olores de trementina en su hogar. la afición a la pintura de sus padres se quedó impregnada en su alma formando un bonito recuerdo de su niñez. La exposición HeArt abre una ventana a la obra de Maral Ríos. Son diez los cuadros que colgarán en las paredes de TPOP, algunos de un formato más pequeño. La pintora explica que "cada obra marca una etapa de mi vida, descrita por los nombres de mis obras", como por ejemplo los dípticos Euphoria y Bruma y niebla,y seguido de Áurea, Horizontes, Tierra o la serie Pétalos, de formato pequeño sobre papel de acuarela.

La exposición son obras con las que me abro al mundo y muestro mis entrañas"

Usa una técnica mixta con capas de acrílicos, óleos y otros materiales sobre madera en gran formato, las dimensiones de sus obras hacen que se crezca y se sienta más grande. "Amo las texturas y los relieves, de esta manera si acaricias una obra ésta se puede comunicar con cualquier espectador", detalla.

Es imposible contener la emoción y ese nervio que nace cuando se trata de una primera vez y así será en su caso. Es la primera exposición de la artista linense y no duda en reconocer que se siente muy orgullosa de que sea en su tierra natal. "Estoy encantada de que mi pueblo y los alrededores tengan la oportunidad de conocer mis obras".

Maral Ríos, que se maneja como pez en el agua en las redes sociales donde se puede seguir su evolución artística así como en su web -www.oharte.com- se dedica a pintar desde que tiene uso de razón y por circunstancias de la vida actualmente ocupa con plenitud su vida. "Le dedico el tiempo que mi cuerpo me permite, puedo pasar horas sin darme cuenta de que el tiempo corre".

Ella no decidió un día dedicarse a pintar, sino que tiene la necesidad de hacerlo. "La pintura me aporta más de lo que me pueda imaginar". La artista de La Línea se inspira en lo que le rodea y le llama la atención desde un simple muro erosionado por el paso del tiempo que muestra las capas de pintura que lleva, a la armonía de colores que la primavera regala, la mar y sus fondos, los colores que otras culturas aportan y que durante sus viajes quedaron grabados en su retina, así como muchos otros ejemplos.

Maral Ríos se define autodidacta. Ha hecho algún curso de técnica de dibujo en su niñez, pero la realidad es que su formación "es la pasión que siento por la pintura". Y tiene grandes artistas como referentes como son Lita Cabellut, Gerard Richter, Mark Rothko, entre otros muchos. "Ellos trabajan el gran formato y su uso de los colores y las texturas me enamora, además de ser artistas son valientes y luchadores de la vida, por lo que me siento apoyada en sus historias".

La obra de Maral habla de sus emociones, sentimientos o necesidades. "Cuando las muestro al público siento que mi intimidad queda a la vista de todos y a veces siento hasta pudor".

La pintora recrea su mundo a través de pinturas acrílicas y óleo sobre madera, utilizando las capas de pinturas y texturas como parte esencial de sus composiciones. Se tratan de obras de gran formato de estilo expresionista abstracto, murales que visten paredes amplias. De niña pintaba paredes, pasillos y todo lo que tenía a su alcance. Su creatividad brotaba en su forma ser utilizando objetos diferentes para crear algo que nadie hubiera visto desde murales de mantequilla, recortes de cortinas o puertas con alas.

Con el tiempo ha ido pasando por etapas, algunas más grises, teñidas de vivencias profundas, en las que la pintura le ha servido como válvula de escape y anestesia, y otras más coloridas llenas de ganas por vivir.

Su exposición HeArt nace del corazón, de ahí su nombre, y no es nada literal. Cada obra está llena de sentido y carga mensajes que están a la vista del espectador más sensible. Maral Ríos reconoce que son obras con las que se abre al mundo y muestra sus entrañas, sin duda "criaturas que han nacido de mí y crecido por la pasión que tengo, a las que debo tanto porque ellas han sido mi mayor terapia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios