Cultura

Proponen limitaciones para autorizar la música en directo en locales de Tarifa

  • Estudian eliminar la percusión y que no se prolonguen más allá de las 12 de la noche

Las quejas de vecinos del centro histórico de Tarifa y la reactivación de la asociación Avecta ha traído sin proponerlo un tenso debate que se teje entre músicos locales, empresarios del sector de pubs, bares y otros locales, vecinos y Ayuntamiento.

Hace escasos días este diario publicaba la petición de vecinos al Consistorio de garantizar mediante la ley el derecho al descanso. Esa demanda ha sido interpretada por el colectivo de músicos locales y empresarios de pubs y locales de ocio, que han recibido prohibición expresa del Consistorio para la celebración de algunas actuaciones en directo, como motivo de la prohibición de conciertos en los locales.

El pasado jueves la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Tarifa (Apymeta) promovió un encuentro en el que pretendía que estuvieran representadas todas las partes involucradas. Es decir, músicos, propietarios de pubs, bares, discotecas, vecinos y el Ayuntamiento. Por la premura de la convocatoria, los vecinos no estuvieron, pero sí el resto de las partes implicadas.

Durante la reunión se expuso que los conciertos forman parte al igual que la movida del ocio nocturno del atractivo turístico de la localidad, por ello, sería necesario articular fórmulas capaces de garantizar la oferta cultural y musical con el descanso de los vecinos. En tal sentido se ha confeccionado una especie de acuerdo para el estudio de la asociación de vecinos, de organizaciones políticas y el Consistorio. Así, se pretende que se autoricen conciertos siempre y cuando estén sujetos a varias normas entre las cuales se destaca, según Apymeta, que carezcan de percusión, se celebre solo una vez a la semana en cada sala -procurando que no coincidan conciertos seguidos en locales ubicados en la misma zona- y que no se prolonguen más allá de las 12 de la noche.

Ahora falta el visto bueno de todas las partes para que los conciertos en directo sigan siendo una oferta cultural y turística más en Tarifa, sin que se conviertan en un problema para el descanso de los vecinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios