Cultura

Barce descubre en la mirada de un niño la realidad de Larache

  • El escritor afincado en Málaga presenta su obra en la Fundación José Luis Cano de Algeciras

No todas las sirenas conducen a la belleza más infinita. El escritor Sergio Barce presentó ayer en la Fundación José Luis Cano de Algeciras su obra narrativa Una sirena se ahogó en Larache. Su infancia tatuada en la memoria de casi diez años residiendo en esta ciudad del noroeste de Marruecos le han llevado a contar muchas historias, la mayoría de vivencias de sus familiares, aunque en esta ocasión un niño de 9 años es el verdadero protagonista en cada paso y en cada anécdota.

La gran imaginación del pequeño, que no goza de buena salud, conduce al lector a la proliferación de un mundo paralelo colmado de solidaridad. La tragedia no gana al día a día, como debe ser la vida misma con sombras, ideales y derrotas. La escritora Paloma Fernández Gomá introdujo ayer, durante la presentación del libro, una serie de apuntes sobre el libro. "El autor nos abre las puertas de la realidad actual en Larache. Explora el mundo marginal que existe en la vida cotidiana", expresó.

Fernández Gomá también aprovechó para destacar la soltura literaria de Barce, un abogado que se nutre de la escritura en su quehacer diario y que, a través de su blog, ilumina un vínculo constante entre las fronteras.

El escritor, presidente de la asociación Larache en el Mundo, señaló que "he vivido la discriminación y el desprecio y eso me ha ayudado mucho a respetar". Su llegada a España fue difícil y en sus tiempos en Marruecos no sintió ningún problema de convivencia destacando la "confluencia de culturas en la convivencia". El edil Bernabé Ramírez presentó el acto subrayando que la obra "nos transporta al sur del sur".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios