Provincia de Cádiz

Los líos del tren en el norte afectan al refuerzo del Alvia de Cádiz a Madrid

Uno de los nuevos Avril el pasado enero en la estación de Vigo, con la presencia del ministro de Transportes, Óscar Puente.

Uno de los nuevos Avril el pasado enero en la estación de Vigo, con la presencia del ministro de Transportes, Óscar Puente. / E.P.

La mejora del servicio ferroviario de la Bahía de Cádiz, tanto en su conexión con el resto de Andalucía como en los viajes hasta Madrid o Barcelona, y desde allí al resto del país, sigue siendo un camino lleno de piedras.

A pesar de ello, tanto los Cercanías, como los Media Distancia y los viajes de Largo Recorrido siguen batiendo récord de pasajeros, con salida o destino Cádiz. Sólo las unidades que unen la capital gaditana con Jerez transportaron el año pasado a cerca de cinco millones de usuarios, una cifra nunca alcanzada.

Los problemas que se han encontraron quienes prefieren utilizar este medio de transporte público en los últimos años, se han repartido entre la falta de trenes para cubrir todos los trayectos, la necesidad de nuevo personal y las obras que se realizan en distintos tramos de las vías para mejorar estas infraestructuras.

Una parte de estas incidencias ya se han salvado o están en fase de solución. Renfe ya ha terminado el largo y laborioso proceso de contratación de nuevos maquinistas, mientras que Adif avanza a buen ritmo en las obras en la red de Media Distancia y AVE. En el primero de los casos, con numerosas incidencias en el recorrido con Córdoba y Almería y en el segundo, inmersos en la modernización de la línea de Alta Velocidad entre Sevilla y Madrid.

Ahora, el enésimo problema le llega a Cádiz desde el norte.

La llegada de los nuevos Avril, trenes más modernos que los Alvia (los que ahora nos comunican con Madrid), iban a destinarse en parte para las conexiones ferroviarias con Galicia y Asturias, dos regiones que también sufren un importante déficit en el transporte ferroviario. En el primero de los casos, la versatilidad de los Avril 106 con rodadura desplazable le permite utilizar vías de ancho europeo y ancho ibérico.

Los Avril era, y es, la gran apuesta de Renfe en la modernización de sus equipos, además de la futura llegada de nuevas unidades de Media Distancia, que beneficiará a Cádiz, y Cercanías. El contrato cerrado en su momento con Talgo se elevaba a 1.495 millones de euros, con 30 unidades, la mitad de ancho variable y la otra de ancho fijo. Trenes más versátiles, más cómodos y con posibilidad de incrementar la velocidad.

La entrega de las primeras unidades estaba prevista para 2021, pero todo se ha ido retrasando. Tanto que es ahora, tres años más tarde, cuando se están realizando las pruebas de fiabilidad de las primeras unidades que han salido de fábrica, antes de su puesta en uso.

La idea de Renfe es que estos trenes se integrasen en la red ferroviaria de Galicia y Asturias el 1 de abril de esta año. Se anunciaba así el inicio de la venta de billetes el pasado 1 de marzo. Pero no ha sido así. La empresa pública reconoce, según recogen medios como La Voz de Galicia y El Comercio, que se han detectado problemas en las pruebas de funcionamiento de los nuevos trenes.

Así, se menciona que en el 75% de los recorridos realizados la máquina tractora ha sufrido frenadas, lo que ha obligado a reiniciar las pruebas; y junto a ellos, se ha detectado vibraciones en los equipos.

Por redes sociales, maquinistas de la empresa pública han confirmado estos defectos en el Avril. "Sí, y lo que nos queda... Te podría enseñar cosas sorprendentes, pero confiemos en que se va a solucionar".

Desde el propio Ministerio de Transportes se ha trasladado el profundo malestar por estos retrasos por parte de la empresa adjudicataria. Se asume que "no es posible fijar una fecha de inicio definitivo (de este servicio), debido a las ineficiencias e incoherencias del proyecto".

Toda esta situación afecta de forma directa al sistema ferroviario de Cádiz a pesar de encontrarnos a mil kilómetros de distancia.

El plan de trabajo de Renfe es enviar a Cádiz varias de las unidades del Alvia que hoy prestar servicio en el norte, una vez sean sustituidas por los Avril.

La empresa ferroviaria tiene un número muy limitado de estos trenes que ha ido repartiendo por diversos puntos del país, a demás de tener a varios fuera de uso por trabajos de mantenimiento y puesta a punto. En casos puntuales al producirse alguna avería en un Alvia y no tener trenes para su sustitución inmediata, se ha visto afectado el servicio normal.

Con la llegada de estos Alvia del norte, Renfe pretendía recuperar el cuarto trayecto entre Cádiz y Madrid, muy demandando desde hace meses. La intención era ponerlos en servicio antes de la temporada de verano, pero el retraso en los Avril puede incidir en este calendario.

En todo caso, aún es pronto para abrir el proceso de venta de los billetes de tren en Largo Recorrido para la temporada estival. Mientras, viajar a Madrid sigue siendo caro, con precios que oscilan entre los 70 euros y los 117 euros entre Cádiz y la capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios