El conflicto laboral cumple 100 días

Acerinox acepta con discrepancias la propuesta de los mediadores y avisa: "Es la última oportunidad"

Una barricada con un neumático ardiendo, en los primeros días de la huelga.

Una barricada con un neumático ardiendo, en los primeros días de la huelga. / Jorge del Águila

La dirección de Acerinox acepta con discrepancias la propuesta de mediación con los huelguistas realizada por el Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL) para poner punto final al conflicto laboral. La compañía advierte de que, tras cien días de paralización de la actividad en la factoría de Palmones, en Los Barrios, se trata de "la última oportunidad" para poner fin a la crisis y pone una línea roja: acepta retirar todas las demandas legales presentadas, exceptuando la declaración de "huelga ilegal" por parte de los miembros del comité pertenecientes al sindicato ATA.

A la espera de que la plantilla, formada por 1.800 trabajadores, vote en los próximos días en asamblea si acepta o no el texto redactado de los mediadores de la Junta de Andalucía, Acerinox ha emitido en la mañana de este martes un comunicado de prensa en el que "asume la propuesta de mediación, aunque considera que no es suficiente para la viabilidad de la planta de Los Barrios".

En esa línea, la empresa "acepta las condiciones económicas de la propuesta, aunque recuerda la situación deficitaria y las pérdidas registradas en los últimos años". "En relación al cambio de modelo organizativo", añade el comunicado, "la propuesta supone una ralentización de la necesaria adecuación de la planta a la situación de la demanda y del mercado, por lo que requerirá del esfuerzo y el apoyo de todas las personas trabajadoras".

"No obstante lo anterior, Acerinox Europa considera imprescindible poner fin a este conflicto, por lo que somete su decisión final al resultado de la votación de la propia plantilla. En el caso de que esta respalde la propuesta de la mediación del CARL, Acerinox Europa dará su conformidad a la propuesta", indica el comunicado.

"Declaración de ilegalidad de la huelga"

Acerinox explicita a renglón seguido el principal punto de discrepancia respecto de la propuesta del CARL, que plantea la retirada de todas las demandas presentadas a lo largo del conflicto: "En línea con su voluntad de terminar con esta situación, y en relación con las recomendaciones efectuadas por el CARL sobre la resolución de los conflictos judiciales planteados, Acerinox Europa confirma que desistirá de su solicitud de indemnización de daños y perjuicios a los miembros del comité de huelga implicados en esta materia, manteniendo solo la pretensión de la declaración de ilegalidad de la huelga promovida por ATA". "El resto de demandas siguen en este momento bajo los efectos de la suspensión acordada por las partes", añade.

"Acerinox Europa considera que las partes negociadoras ya han agotado su capacidad para alcanzar acuerdos, por lo que se está ante la última oportunidad de resolver este conflicto siguiendo el cauce que la normativa laboral vigente ofrece como modelo más adecuado. La empresa confía en que la plantilla comparte esta opinión y pone la decisión en sus manos a través de la votación", concluye.

Las claves de la propuesta de los mediadores

La propuesta para el IV Convenio Colectivo de Acerinox realizada por los técnicos de mediación del CARL permite a los trabajadores apuntarse de forma voluntaria al nuevo modelo organizativo, tal y como habían acordado ya las partes, pero mejora las condiciones económicas y de disponibilidad que había planteado la empresa.

Además, fuera del texto del convenio y para "facilitar la restauración del clima laboral y favorecer la paz social tras la vuelta al trabajo", el equipo de mediación propone la retirada de las reclamaciones económicas en las denuncias por huelga ilegal y recomienda a las partes que alcancen acuerdos conciliatorios en todas las demandas presentadas.

La propuesta incluye un plus de disponibilidad de 325 euros al mes más 50 euros por cada llamada, además de ventajas en la organización del tiempo de trabajo y en la formación. Si el trabajador se adscribe tendrá disponibilidad durante tres meses al año con un máximo de seis llamamientos mensuales.

Este es uno de los puntos principales del documento que el CARL ha entregado este lunes a los representantes de la empresa y al comité de huelga, que deberá someterlo a la votación de la plantilla. La compañía ya aceptó este modelo de adscripción voluntario durante una de las sesiones de mediación. Para que encaje en las necesidades de conciliación se posibilita la convalidación por días completos. 

En la propuesta de convenio, cuya vigencia se extendería hasta final de 2027, se excluye cualquier mención a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Como querían los trabajadores, estos se negociarán aparte llegado el caso.

Subida salarial

En el bloque económico, el CARL afirma que ha buscado una fórmula que garantiza el poder adquisitivo. Para ello ha incluido una subida salarial de hasta medio punto no consolidable por encima del incremento fijo que toma como referencia el IPC y que se aplicaría incluso en los años en que hubiese pérdidas. Esto mejora también la última propuesta de la empresa.  

Ocurre por ejemplo en 2023, donde se aplicaría una subida con carácter retroactivo del 2,75%. Como el IPC fue del 3,1%, el incremento no consolidable adicional sería del 0,35%. En 2024, serviría para cubrir la diferencia entre el 2,8% del IPC que se estima y el 2,75% de subida. Lo mismo ocurre en 2025, con una previsión del 2,1% del IPC, superior a la subida propuesta del 2%. 

En 2026, no sería necesario que actuase ese margen de hasta medio punto si se cumplen las previsiones, que indican un IPC del 1,38%, menor que la subida salarial propuesta del 2%. Como no hay previsión para 2027, se propone una subida del 2,5% (que estaría por encima del IPC si continúa la línea de los años anteriores) además del margen de hasta el 0,5% adicional.  

El modelo de garantía salarial establece además una cláusula de contingencia con incrementos adicionales si algún año el IPC subiera hasta un 1,5% por encima de las sumas anteriores. 

A todo esto se le añade una subida salarial neta sujeta a beneficios de la empresa (del 0,5% al 2% más), así como la paga de beneficios a abonar los meses de abril excepto la de 2023, que sería tras el fin de la huelga.

La propuesta respeta el acuerdo alcanzado entre la compañía y los trabajadores referido a los coeficientes de la prima de producción, con un aumento de las alineaciones especiales y un mínimo hasta los 405 euros. Si se repitiese la producción de 2023, la plantilla cobraría como media un 1,5% más. 

Vacaciones y absentismo

Según la propuesta del CARL, las vacaciones de 2023 no se verían afectadas por los días de ERTE. Se podrían coger esos días o cobrarlos a partir de la vuelta al trabajo. En 2024 se mantendría el calendario sin variación. En 2025 se establecería un periodo en el que las vacaciones tendrían que estar cerradas. Se fijan vacaciones colectivas y parada total de la actividad del 1 al 15 de agosto incluidos.

En 2026 y 2027 serían dos los periodos de cierre, de nuevo vacaciones por parada las dos primeras semanas de agosto y, además, del 24 de diciembre al 1 de enero. Aquí se excluyen algunos trabajadores de vigilancia, seguridad, mantenimiento y ciertos trabajos de administración.  

La polivalencia, la capacidad que tiene un empleado de realizar diversas funciones y tareas en la empresa, conllevará programas de formación. Toda la plantilla tendrá que realizar como mínimo 15 horas anuales. Los trabajadores que se adscriban a la disponibilidad voluntaria tendrán preferencia para aumentar esa formación lo que los compensará con una subida salarial del 30%. Este apartado se ajusta además el impacto de la carrera profesional. 

Respecto a la reducción del absentismo también se mejora la propuesta de la empresa, elevando el valor del plus para los trabajadores que no están en el quinto turno, igual al del resto de la plantilla. Se amplían las excepciones de las faltas de asistencia por fallecimiento hasta el segundo grado de consanguinidad y afinidad (abuelos, hermanos, cuñados y nietos). También se amplía hasta el quinto día de inasistencia el tanto por ciento que se cobra del plus. 

La propuesta de convenio incluye la posibilidad de solicitar un día de teletrabajo a la semana, con un máximo de cinco días al mes, siempre "organizativamente resulte viable" y de acuerdo con el responsable del departamento.   

Mejora continua y plan industrial

El CARL propone la implementación de un programa de liderazgo para mandos intermedios, ya que los considera determinantes para llevar a cabo el cambio de modelo. Además, Acerinox creará, junto a los sindicatos, una comisión de seguimiento para llevar a cabo un plan de rejuvenecimiento de la plantilla. 

Por el documento, Acerinox se comprometería a realizar inversiones en la fábrica de Los Barrios para "mejorar el nivel tecnológico de las instalaciones productivas" con el objetivo de "conseguir mayor eficiencia y calidad en los productos fabricados" y "ampliar la gama de fabricación con aceros inoxidables y aleaciones de mayores prestaciones y características dimensionales que permitan acceder a nuevos mercados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios