La Línea El sector del taxi linense reclama ayuda para frenar a los VTC

  • El presidente sostiene que los taxistas pierden unos 30 servicios diarios

  • Alberto Gómez afirma que Uber y Cabify superan el número de vehículos permitidos

  • Podemos e IU piden al Ayuntamiento control en las inmediaciones de la frontera

La parada de taxis anexa al paso fronterizo, epicentro de la polémica La parada de taxis anexa al paso fronterizo, epicentro de la polémica

La parada de taxis anexa al paso fronterizo, epicentro de la polémica / E.S.

Alberto Gómez, presidente de la Sociedad Linense de Radio Taxi, sostiene que este colectivo, que cuenta con 90 unidades, pierde cada día unos 30 servicios en beneficio de los VTC (vehículos de turismo con conductor), que, afirma, superan con creces el número permitido y centran su labor en las inmediaciones de las inmediaciones de la frontera que separa La Línea de Gibraltar, por lo que solicita mayor control policial.

Gómez aportó estos datos en el transcurso de una reunión con miembros de Izquierda Unida y Podemos La Línea. Gómez recalca: “Detrás de las nuevas plataformas como Uber o Cabify, que nos intentan vender como el sistema moderno de transporte, la realidad es que existen grandes empresas que no tributan en España, pérdidas millonarias para el sector del taxi y precariedad para los propios conductores de las VTC”.

"La frontera con Gibraltar es el punto donde más servicios de taxi se dan en nuestro municipio", desliza el presidente de Radio Taxi. "A diario se pierden entre 20 y 30 servicios en favor de las VTC; algunos de estos servicios están contratados de antemano, pero muchos otros no están contratados por lo que se realizan de manera ilegal".

“La flota de taxis en La Línea ronda los 90 vehículos. Si se cumpliera la norma avalada por el Tribunal Supremo de una licencia de VTC por cada 30 taxis, en La Línea solo podrían operar tres VTC y la cifra es muy superior”, abunda.

A raíz de esta reunión Podemos e IU instan al alcalde, Juan Franco, y al concejal de Seguridad Ciudadana, Bernardo Piña, a que tengan en cuenta esta problemática, e intensifiquen la vigilancia de la Policía Local en la zona de la frontera, a ser posible con varias unidades fijas vigilando la zona.

“El control de los servicios fraudulentos por parte de las VTC requiere una inmediatez que sólo es posible con la presencia policial en la zona”, dice el comunicado de estas formaciones.

“Por otro lado, el Ayuntamiento de La Línea debe aprobar de una vez una ordenanza municipal para regularizar los servicios de las VTC, tal y como se está haciendo en otras ciudades de más de 50.000 habitantes en la provincia de Cádiz", demandan las formaciones de izquierdas.

"De modo que se garantice la coexistencia de estos dos servicios de transporte, de manera que el taxi no quede condenado a la extinción ni los cientos de trabajos de este colectivo ante una competencia ilegal por parte de los VTC”, finaliza el escrito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios