Gibraltar

Gibraltar traslada a Los Barrios 18.111 toneladas de residuos en 2010

  • Una empresa privada recoge la basura seis días a la semana y la deposita en la estación de Europa Advance Road hasta su transporte al complejo medioambiental

Comentarios 20

Gibraltar generó 18.111 toneladas de residuos durante el año pasado, según recoge el nuevo Plan de Gestión de Residuos del Gobierno.

Estos desechos, que el Ejecutivo gibraltareño engloba bajo el nombre de basura municipal, son recogidos seis días a la semana por la empresa privada Gibraltar Industrial Cleaners y depositados en la estación temporal de Europa Advance Road hasta su traslado definitivo al complejo ambiental Sur de Europa de la Mancomunidad de Municipios, en Los Barrios.

La basura municipal engloba la originada por las viviendas, centros educativos, hospitales -excluido el material clínico-, tiendas, oficinas, establecimientos de hostelería y hoteles. Incluye también los residuos generados por las dependencias e inmuebles del Ministerio de Defensa.

Dado que Gibraltar cuenta con una población de 29.441 habitantes, la cifra total equivale a 616 kilogramos de basura por persona. Según expone el Gobierno en el Plan de Gestión de Residuos consultado por este diario, esta media es superior a la de los países europeos, que se situaba en 2008 en 524 kilogramos de basura por habitante. Sin embargo, el Ejecutivo matiza a este respecto que el total de residuos contempla lo que generan los turistas y el embalaje.

En el mismo informe, las autoridades gibraltareñas ponen de manifiesto "las dificultades únicas" que tiene el Peñón para gestionar sus residuos.

Así, argumentan en primer lugar que Gibraltar es un lugar pequeño, con una superficie de 6,5 kilómetros cuadrados, "lo que se traduce en una falta de espacio físico para crear instalaciones de depósito, reciclaje y recuperación".

Por otro lado, recuerda la alta densidad de población a pesar de la escasa superficie del Peñón, "agravada por los aproximadamente diez millones de visitantes que recibe al año. Las opciones de depósito, recuperación y reciclaje que sí son viables en otros países no lo son en Gibraltar", puntualiza el número 6 de Convent Place.

Como tercera dificultad, el Ejecutivo reseña el hecho de que Gibraltar carece de industrias de producción y fabricación. "Esto significa que todas nuestras mercancías comerciales e industriales tienen que ser importadas. Esta situación genera un elevado volumen de residuos de embalaje y envasado que, desafortunadamente, no podemos ni controlar, ni reducir", apunta.

A pesar de estas limitaciones, el Gobierno asegura que tiene el compromiso de "garantizar un régimen de gestión de residuos que acate todas las obligaciones exigidas por la Unión Europea".

Así, este nuevo plan introduce cambios significativos respecto al anterior. Uno de ellos es la aplicación de un régimen legal más estricto, con controles más exhaustivos en la Verja incluso para los residuos considerados ecológicos. Por otro lado, el Ejecutivo cerró acuerdos para la recogida y reciclaje de cristal, latas, restos de equipamiento eléctrico y electrónico y pilas.

En el apartado de residuos considerados peligrosos, el plan sostiene que su volumen es "pequeño" en Gibraltar al no haber industrias de fabricación y existir, a excepción del sector de la construcción, una actividad industrial "muy limitada. La inversión en un complejo para tratar estos residuos no es viable desde el punto de vista económico, dada la cantidad y la tipología de desechos generados", manifiesta el informe.

También a este respecto, el plan añade que la proximidad de Gibraltar a España "permite a los productores de residuos peligrosos exportarlos a instalaciones españolas de depósito o recuperación".

616

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios