Deportes

El Algeciras estira la portería

  • El guadiareño Pablo Rodríguez se suma al trabajo de pretemporada albirrojo para coger experiencia con Romero y Barroso

  • No será el único portero de la cantera que se foguee

Pablo Rodríguez se lanza a por un balón en el agua de El Rinconcillo. Pablo Rodríguez se lanza a por un balón en el agua de El Rinconcillo.

Pablo Rodríguez se lanza a por un balón en el agua de El Rinconcillo. / erasmo fenoy

El Algeciras también mira a la cantera de la portería para el día de mañana. Los albirrojos tienen a dos guardametas de garantías para el próximo curso en el grupo X de Tercera división con Jesús Romero y Pablo Barroso, pero el cuerpo técnico quiere ir viendo de cerca y foguear a varios chavales, sobre todo en un periodo de preparación que se presta más a eso. El joven meta Pablo Rodríguez se unió al grupo de trabajo para enfundarse los guantes con los mayores. No será el último que lo haga en una pretemporada que se presume abierta para los cachorros del Nuevo Mirador.

Pablo Rodríguez Ruiz acaba de cumplir su ciclo de juvenil y será uno de los porteros de Cristóbal Torres Tobali en el filial senior del club algecirista. El cancerbero es de Guadiaro y llegó a La Menacha el pasado curso avalado por un currículum de formación en las filas del Atlético Zabal, el Taraguilla, la Balompédica y el Goyu Ryu de Ceuta.

Pablo se enroló como albirrojo en el juvenil de Liga Nacional que comanda Fernando Gallego la pasada andadura y ya entonces tuvo sus primeros coqueteos con el conjunto de Tercera. "Fui a algunos entrenamientos e incluso estuve convocado en el partido que se jugó en Lucena", explica el guadiareño.

La pasada semana, ya con el equipo en marcha, el arquero fue llamado para trabajar con los porteros a las órdenes del preparador David Enríquez.

"Me he sentido muy bien, es una experiencia muy buena para mí y los compañeros me tratan como uno más desde el primer día", asegura el meta, que fue uno de los que disfrutó de la sesión playera del sábado.

Pablo valora el paso por todos sus equipos como positivo. Con la Balona también disfrutó de varios entrenamientos con el equipo de Segunda B, cuando Óscar Santiago y su paisano Godino ejercían entonces como defensores del marco.

En su paso por Ceuta comenzó a foguearse en la Liga Nacional y hace año decidió volver a cruzar el Estrecho para unirse al proyecto del Algeciras, donde en la segunda vuelta sufrió una lesión de menisco de la que ya está recuperado.

Aún en edad de crecer, Pablo supera el 1'80 y muestra condiciones a la hora de ejercitarse, sobre todo con los pies, aunque el guadiareño entiende que tiene "mucho que trabajar" para llegar a hacerse un sitio en una plantilla de Tercera. "Yo espero aprender lo máximo posible y aprovechar los minutos que pueda tener si me llega una oportunidad", dice el meta, consciente de que este verano la cantera estará muy unida a la dinámica diaria del conjunto que entrena Javier Viso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios