Infraestructuras

El puente festivo estrangula las carreteras del Campo de Gibraltar

Colas en dirección a Tarifa, durante el puente festivo del fin de semana

Colas en dirección a Tarifa, durante el puente festivo del fin de semana

El puente festivo de agosto ha vuelto a poner de manifiesto la fragilidad de las conexiones por carretera en el Campo de Gibraltar. Los ciudadanos sufren a diario como desaparece la fluidez de la circulación en la A-7 a poco se produzca un accidente o una simple avería, pero desde primera hora de la tarde del pasado viernes hasta bien avanzado este lunes, la salida de Algeciras en dirección a Tarifa o de San Roque en busca de la Costa del Sol se han convertido en auténtica ratoneras en las que hay quien asegura haber pasado horas prácticamente detenido. El tránsito hacia las playas tarifeñas se agravó a primera hora de la tarde de este lunes por un incendio de importantes dimensiones la altura de la pedanía tarifeña de El Cuartón.

No provoca los sesudos debates de la clase política que generan otros asuntos relacionados con las infraestructuras, pero el campogibraltareño medio lo que padece a diario, y sobre todo en los meses de verano, es que las carreteras que unen sus municipios, pero muy especialmente las del arco de la Bahía, empiezan a quedarse pequeñas, provocando numerosas pérdidas de tiempo que dejan huella en el sector del trasporte.

En busca de soluciones imaginativas no son pocos los que empiezan a hacer habituales rutas alternativas por la conocida como Carretera Vieja de Los Barrios o el acceso al casco de la Villa por el interior desde Los Cortijillos, así como la vía que une Puente Mayorga con Guadarranque. El objetivo, que no siempre resulta, es evitar salir a una A-7 que, un día sí y otro también, obliga a guardar colas interminables sin previo aviso, sobre todo en torno al mediodía en los accesos a Algeciras, sea cual sea el sentido en el que se circule. Por no hablar de lo complicado que resulta incorporarse entre las 14:00 y las 15:00 desde el polígono industrial de Palmones.

El puente festivo de mediados de agosto, en el que el número de desplazamientos se multiplica, ha agravado este problema de manera exponencial y en emplazamientos muy concretos, ambos relacionados con el deseo de acudir a playas llenas de atractivos y de mucho tirón entre los vecinos de la zona.

Resulta caótico y desesperante para los conductores el tramo final de la circunvalación de Algeciras (A-7) en dirección a Tarifa, especialmente concurrido por las mañanas. Supone para muchos de los usuarios el primer atasco hacia las playas del municipio tarifeño, coincidiendo con el embudo del cruce de Los Pastores y el final de la autovía.

Aquí, los conductores buscan adelantar apenas unos metros usando el carril derecho, que lleva a la plataforma inferior y a la rotonda del nudo sur, donde luego se buscan incorporar nuevamente a la circulación a la altura de la venta Los Pastores.

Otro de los puntos donde habitualmente se producen retenciones en esta A-7 se encuentra en dirección Málaga, a la altura del kilómetro 133. En ese punto, la carretera se bifurca hacia la vía de peaje AP-7 y la travesía de Torreguadiaro (San Roque), incapaz en muchos momentos del día de absorber el volumen de tráfico que se dirige hacia las playas sanroqueñas o que busca evitar el pago del peaje.

La consecuencia es que se forman largas colas sobre el asfalto, con el consiguiente peligro para quienes circulan sin prever que se encontrarán vehículos literalmente parados en mitad de la carretera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios