Campo de Gibraltar

Las grandes empresas del Campo de Gibraltar se reorganizan frente al coronavirus

Una imagen de la Refinería de San Roque. Una imagen de la Refinería de San Roque.

Una imagen de la Refinería de San Roque. / E.S.

Las grandes empresas del Campo de Gibraltar han reorganizado su actividad diaria para preservar la salud de sus trabajadores y proveedores frente a la pandemia del coronavirus mientras se mantiene la atención a sus clientes y se ve afectada lo mínimo posible su producción. 

Cepsa

Refinería San Roque-Gibraltar de Cepsa Refinería San Roque-Gibraltar de Cepsa

Refinería San Roque-Gibraltar de Cepsa

La Refinería de Cepsa en San Roque está sujeta a las decisiones del Comité de Respuesta frente al coronavirus que la compañía ha constituido en su sede de Madrid y que es el que permanece en contacto permanente con las autoridades sanitarias de España y de todos los países en los que opera. 

Esta comisión ha determinado suspender hasta nueva orden todas las visitas a la Refinería sanroqueña, así como las actividades y eventos que estaban programados durante la primavera. 

Además, Cepsa ha restringido viajes, reuniones y formaciones presenciales y ha puesto en marcha una serie de medidas de flexibilidad horaria y teletrabajo entre sus profesionales, siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Por ejemplo, los empleados que estaban a turno -la mayoría de ellos de fábrica- pasarán a trabajar 12 horas para reducir su presencia en las instalaciones. Es el sistema que Cepsa en verano cuando hay más personal de vacaciones y que emplea ahora con el brote de coronavirus. Los refuerzos que no tengan una cobertura planificada en la fábrica podrán permanecer en sus domicilios.  

El resto de empleados podrá comenzar desde el lunes a trabajar en remoto -esta medida se tomará de forma progresiva- y serán los responsables de los departamentos los que determinarán quiénes tienen que realizar un trabajo presencial en las oficinas. En cualquier caso el horario se adelanta a las 7:00 y terminará a las 15:00, en lugar del horario normal de 7:30 a 16:30. El motivo es que la refinería suspenderá el comedor desde el martes hasta que pase la crisis. Solo se servirá de forma excepcional comida a los trabajadores que están a turno. 

APM-Maersk

Terminal de APM en el Puerto de Algeciras Terminal de APM en el Puerto de Algeciras

Terminal de APM en el Puerto de Algeciras / Erasmo Fenoy

En otro punto de la Bahía, la terminal de contenedores de APM-Maersk ha extremado sus medidas de higiene y trasladado a los trabajadores la importancia de seguir al pie de la letra las recomendaciones de las autoridades sanitarias. La terminal de la naviera danesa ha comenzado un proceso de reorganización de su actividad para facilitar que el mayor número de empleados posible pueda trabajar desde casa. Siempre teniendo en cuenta que se trata de una labor muy complicada, puesto que existen un gran número de acciones técnicas que necesitan que el trabajador esté presente en su puesto. 

Hay que tener en cuenta que APM-Maersk asume la responsabilidad de mantener su actividad puesto que por sus instalaciones en el Puerto de Algeciras pasa bastante material sanitario necesario para la lucha contra el propagación del coronavirus no solo en España.     

Acerinox

Vista aérea de las instalaciones de Acerinox Vista aérea de las instalaciones de Acerinox

Vista aérea de las instalaciones de Acerinox

En Acerinox, el protocolo marca dos medidas principales: que entren los menores trabajadores posibles en la fábrica y que quienes estén trabajando cuenten con todas las medidas de precaución necesarias. Según explican fuentes de la compañía, se están evitando aglomeraciones (por ello incluso se cierra el comedor) y se ha extremado la higiene, con productos desinfectantes al alcance de los empleados.

Por otra parte, se están dando las mayores facilidades posibles a los empleados del grupo Acerinox en función del puesto que desempeñen, pudiendo optar por el teletrabajo si su puesto lo permite (hay que tener en cuenta que el 80% de los empleados son de fábrica). Con el anunciado cierre de los colegios, se facilitarán también medidas de conciliación con cambios de turnos, posibilidad de coger vacaciones y otras adaptaciones.

Como en el caso de Cepsa, también se han restringido viajes y reuniones y se optará por sistemas telemáticos para las comunicaciones.

La factoría de Palmones necesita una gran cantidad de suministros externos. También ahí se están extremando las medidas de higiene, para evitar contagios desde el exterior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios