Conflicto Laboral

La dirección de Acerinox estudia una propuesta del comité de empresa para poner fin a la huelga

  • Ambas partes realizan un receso en la reunión que mantienen en la Consejería de Empleo en Sevilla

La reunión para poner fin a la huelga de Acerinox en Sevilla.

La reunión para poner fin a la huelga de Acerinox en Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

La negociación que el comité de empresa y la dirección de Acerinox mantienen este lunes en Sevilla para intentar acordar un convenio colectivo que ponga fin a la huelga indefinida se encuentra en un receso esperanzador. Los representantes de la acerera están reunidos para analizar una propuesta que los representantes de los trabajadores han elaborado realizando modificaciones a la última oferta. Cuando la dirección termine de valorarla volverá a encontrarse con los sindicatos para comunicarles si la acepta o no y con qué matices. 

La reunión ha comenzado pasados unos minutos de las 11:00 de este lunes en Sevilla, en la sede de la Consejería de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo. Ambas partes tratan de encontrar una solución al conflicto laboral iniciado el pasado 5 de febrero, cuando se inició una huelga indefinida que mantiene desde entonces paralizada la actividad en la fábrica de Palmones (Los Barrios).

La cita, convocada por la consejera, Rocío Blanco, que preside la reunión, tiene lugar tras los contactos que las dos partes vienen manteniendo desde hace semanas a fin de encontrar puntos de encuentro. Las claves para que se dé un acercamiento pasan por tres claves:

  1. El convenio colectivo. Es la prioridad, la clave de bóveda a partir de la cual se podrá volver a trabajar y sobre la que se podrá desarrollar el plan de inversiones diseñado por la compañía. La planta de Palmones necesita como el comer una puesta a punto, a fin de responder a las necesidades presentes y futuras que exige el mercado. Aunque con la boca pequeña, muchos consideran que la propuesta de convenio formulada por el Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL), rechazada por la plantilla en referéndum y sin ser del todo satisfactoria, representa a pesar de todo una buena base sobre la que alcanzar el consenso. Objetivo: lograr un acuerdo sin perdedores con el que todos ganen.
  2. Mantenimiento del quinto turno de trabajo. Los sindicatos UGT y CCOO son los que más insistencia hacen en la necesidad de que la factoría de Palmones se mantenga a pleno rendimiento 24 horas los siete días de la semana. Al contrario que ATA, que no descarta un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) “sin despidos traumáticos” y el pase de la actividad en la factoría a un sistema de solo tres turnos (lo que llevaría a la desaparición de entre 450 y 575 empleos), las dos centrales sindicales consideran que hay que defender la totalidad de los puestos de trabajo -el "todos a una", pero de verdad- como la mejor garantía de que Acerinox se mantendrá en Los Barrios. ATA. 
  3. Desjudicializar el conflicto. La dirección de Acerinox se ha negado hasta ahora a retirar la demanda judicial por convocatoria de huelga ilegal contra los siete miembros del comité de empresa pertenecientes a ATA. No se trata de una cuestión objeto del convenio y es muy probable que en la reunión de este lunes ni tan siquiera aparezca recogida como tema de debate. A nadie escapa, sin embargo, que la retirada de dicha demanda representa un as que la compañía se guarda en la manga. Jugado de forma oportuna, puede ser decisivo para poner el punto final al conflicto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios