Campo de Gibraltar

Atención telefónica prioritaria y mascarillas: así es la desescalada en los centros de salud

  • Los centros de Atención Primaria empiezan a recuperar servicios, excepto las áreas de atención a la comunidad y actividades grupales

  • Mascarillas obligatorias, higiene de manos y circuitos para moverse por los edificios, entre las medidas de seguridad

Una sanitaria toma la temperatura en la entrada del centro de salud Algeciras Centro, antiguo Menéndez Tolosa. Una sanitaria toma la temperatura en la entrada del centro de salud Algeciras Centro, antiguo Menéndez Tolosa.

Una sanitaria toma la temperatura en la entrada del centro de salud Algeciras Centro, antiguo Menéndez Tolosa. / Erasmo Fenoy (Algeciras)

En la puerta del centro de salud Algeciras Centro (el antiguo Menéndez Tolosa), una persona vestida con un equipo de protección individual recibe al que llega sin que acceda al espacio sanitario. Nadie entra sin que se le haya preguntado a dónde va, se haya comprobado que el servicio que busca está activo y es necesario prestarlo de forma presencial, se le hayan dado las indicaciones necesarias e incluso se le haya tomado la temperatura. El interior del centro, normalmente bullicioso durante toda la mañana, presenta una inusual imagen de tranquilidad.

Esta imagen sin aglomeraciones es la de la fase 2 de la desescalada en los centros de Atención Primaria del Campo de Gibraltar y de toda Andalucía. Estos acaban de iniciar su propio proceso de vuelta a la actividad después de un periodo de prestación de servicios mínimos durante la pandemia de coronavirus. La pasada semana iniciaron la normalización de su actividad, que se irá desarrollando durante las próximas semanas para llegar hasta esa nueva normalidad aún desconocida.

Por ahora, la atención telefónica seguirá siendo prioritaria en el caso de la atención no urgente, explican fuentes del Servicio Andaluz de Salud. De hecho, la aplicación de Salud Responde solo permite solicitar cita médica telefónica para la atención del médico y solicitud de receta. El objetivo es que en el centro de salud, en las salas de espera, haya el menor número de personas posible, limitando la posibilidad de contagios. Esa cita telefónica es el paso intermedio para valorar si es necesaria una consulta presencial, que daría el propio facultativo, pero también una forma de hacer seguimiento de los pacientes y resolver demandas administrativas. 

Con el paso del tiempo se irá aumentando progresivamente el número de consultas presenciales mediante cita previa. Asimismo, se adaptará la oferta de algunos servicios que, aunque se han seguido prestando, se incrementarán para dar respuesta a la nueva situación (como es el caso de las extracciones o la vacunación infantil) y, de forma paralela, se reanudarán de forma escalonada el resto de actividades de la cartera de servicios de Atención Primaria.

Varias personas en la puerta del centro de salud La Línea-Poniente, en Los Junquillos Varias personas en la puerta del centro de salud La Línea-Poniente, en Los Junquillos

Varias personas en la puerta del centro de salud La Línea-Poniente, en Los Junquillos / Erasmo Fenoy

El proceso será "progresivo y monitorizado en función de la evolución de la pandemia y de las medidas de desconfinamiento establecidas a nivel estatal", explican desde el SAS. Así, en esta fase se irá restaurando progresivamente la cartera de servicios de Atención Primaria, incluida Cirugía Menor, exceptuando las áreas de atención a la comunidad y actividades grupales que continuarán anuladas hasta nueva orden.

Por otra parte, se mantendrá la atención a los pacientes sospechosos de Covid-19 que ya se implantó a principios del estado de alarma. Los circuitos estarán claramente identificados con salas de espera y espacios diferenciados y los distintos profesionales guiarán el tránsito de las personas.

Se han establecido diferentes medidas de seguridad para los pacientes y profesionales. Así, las mascarillas serán de uso obligatorio en los centros sanitarios y todas las personas que entren en el centro deberán higienizarse correctamente sus manos antes de entrar en el mismo. Se han delimitado también circuitos de movilización de personas en los centros mediante cintas, cartelería y otros dispositivos que aseguren las medidas de seguridad y los centros pondrán carteles que recojan información sobre medidas de protección y seguridad ante la infección por Covid-19.  

Es fundamental la colaboración de la ciudadanía en este proceso de normalización de la asistencia ya que será el criterio clínico el que determine la forma y el circuito de atención siempre que se cumplan las normas de seguridad para todos, advierten desde la Junta de Andalucía. En el caso de ser necesaria una cita presencial, el paciente será informado sobre cómo acceder, la importancia de cumplir con la hora de la cita y las medidas de protección necesarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios