Ana Casas Guijarro | Investigadora en el hospital universitario de Essen

En busca de una terapia para la isquemia cerebral

Ana Isabel Casas Guijarro, investigadora en el hospital universitario de Essen Ana Isabel Casas Guijarro, investigadora en el hospital universitario de Essen

Ana Isabel Casas Guijarro, investigadora en el hospital universitario de Essen

Ana Casas no se había planteado trabajar fuera de España hasta que le surgió la oportunidad de forma casual. Se fue para un año y medio y ya lleva siete, en Holanda primero y ahora en Alemania, muy lejos de su Algeciras natal. Es una de los muchos investigadores que tienen que salir al extranjero ante la realidad de que “en otros lugares, la ciencia se concibe como una inversión, algo que en España no pasa”. Y como resultado, generaciones con “una formación excelente, entre las mejores del mundo” acaban dando todo su rendimiento a otros países.

En su caso, esos resultados pueden ser un avance en el tratamiento de la isquemia cerebral, la quinta causa de muerte en los países industrializados. “El problema del infarto cerebral es que es una cascada de muchas cosas que pasan a la vez en el cerebro y no hay ninguna terapia realmente efectiva. Nuestro objetivo es que, cuando ocurra, el cerebro se preserve de la mejor manera posible. Estamos trabajando en una terapia combinatoria que afecta a diferentes partes de lo que está pasando para intentar frenar la inflamación y la muerte neuronal. Es un trabajo que empezó hace 6 años y vamos a llevarlo a ensayo clínico”, todo un éxito.

Los pasos anteriores los dio en la Universidad de Maastrich. Tras estudiar Biotecnología en Sevilla, se marchó a Madrid para cursar un máster en Neuropsicofarmacología. Allí le surgió la oferta para investigar. Ahora acaba de iniciar un proyecto de cinco años en el hospital universitario de Essen para continuar con su investigación. También ejerce la docencia en diferentes carreras.

Enamorada de su profesión, que es “un estilo de vida”, señala que tiene sus dificultades. “No hay horas ni días, lo mismo trabajo un fin de semana que un día en la piscina. Requiere sus sacrificios, aunque por otra parte todas las carreras los tienen”. Al final, “es cierto lo que dicen muchos científicos: la ciencia es un arte”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios