Andalucía

Bruselas exige la recuperación de la ría de Huelva y un estudio poblacional

  • El Parlamento Europeo recomienda pruebas sobre el estado del suelo y el agua de la zona afectada por fosfoyesos

Comentarios 3

Lo anunciaron hace poco más de un mes en el informe que elaboraron tras su visita a Huelva (en febrero) y ayer ese informe se aprobó por unanimidad en el Parlamento Europeo. Bruselas exige la descontaminación de la ría y la elaboración de un estudio epidemiológico para aclarar si hay relación entre los altos índices de cáncer en la población onubense y los vertidos de las empresas de fertilizantes, el fosfoyeso, que a lo largo de todo el informe se trata como un residuo (postura mantenida por la Comisión Europea) y no como subproducto (tal y como los definen el sector productivo y la Junta de Andalucía).

La comisión de Peticiones del Parlamento Europeo confirma el dossier de la eurodiputada francesa, Pascale Gruny, en el que además se reclama que las empresas responsables de los vertidos de fosfoyeso (Fertiberia y Foret) asuman los costes de la contaminación, así como que se ponga en marcha un plan de rehabilitación.

La sesión de ayer concluyó también con la petición de introducir un sistema para informar a los ciudadanos en tiempo real sobre la contaminación en la zona afectada por la acumulación de fosfoyeso en las Marismas del Rincón.

El documento ya contó con el apoyo de todos los grupos en un primer debate celebrado el pasado mes de mayo, pero ahora incluye algunas modificaciones a petición del eurodiputado español Willy Meyer (IU) que incluyen dos peticiones más: el traslado de las cenizas radioactivas de Acerinox y la elaboración de un estudio sobre las enfermedades relacionadas con el Síndrome de la Fatiga Crónica (Sensibilidad Química Múltiple, SQM).

Los parlamentarios reconocen en su informe los numerosos estudios científicos desarrollados en materia de epidemiología, radiología, toxicología y otras cuestiones, pero consideran que estos deberían ampliarse con otros trabajos sobre la situación ambiental de Huelva y su relación con los depósitos de fosfoyesos. Entre ellos, un estudio "más detallado" sobre los empleados que actualmente desarrollan su trabajo en la industria, así como una investigación del impacto específico de la contaminación del suelo y el agua, trabajo este último que debería cubrir la zona en la que están enterrados los residuos contaminados con cesio-137.

Los eurodiputados llegan a la conclusión de que es necesario coordinar los estudios existentes y complementarlos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios