Algeciras

La ubicación de la segunda estación para la comarca, aún pendiente

  • San Roque ofrece suelos y La Línea también muestra interés en acoger las futuras instalaciones

Un técnico de la estación de la ITV de Algeciras revisa los bajos de una furgoneta. Un técnico de la estación de la ITV de Algeciras revisa los bajos de una furgoneta.

Un técnico de la estación de la ITV de Algeciras revisa los bajos de una furgoneta. / j. del águila

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, anunció en abril que la administración regional proyecta una nueva estación de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) para satisfacer la demanda creciente en el Campo de Gibraltar.

Su ubicación no está aún decidida, según precisan fuentes de la Consejería de Empleo, ni tampoco los plazos para materializar la inversión o sus dimensiones, si bien los municipios de San Roque y La Línea se postulan como las ubicaciones más probables por una mera cuestión geográfica al estar situados frente a Algeciras, al otro lado del arco de la Bahía.

Quizás sin pretenderlo, Jiménez Barrios abrió una suerte de Caja de Pandora entre San Roque y La Línea, que han comenzado a mover sus engranajes para procurar que la futura instalación se ubique en sus municipios. Y también provocado alguna fricción entre las dos localidades, como quedó de manifiesto en un reciente Pleno de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar.

El concejal linense Helenio Fernández abrió el debate al plantear en el apartado de ruegos y preguntas la posibilidad de que el Pleno comarcal se pronunciara a favor de sugerir a la Junta La Línea como emplazamiento. Fernández justificó esta petición, además de por responder al criterio geográfico de equidistancia, en la necesidad local de contar con inversiones que ayuden a diversificar la economía local. En La Línea también se está efectuando una recogida de firmas que prevén remitir a la Consejería de Empleo para tratar de inclinar la balanza.

El alcalde sanroqueño, Juan Carlos Ruiz Boix, reveló entonces que su ayuntamiento lleva más de un año en conversaciones con la Junta de Andalucía para ofrecer suelos. "Este proceso se inició hace un año, cuando vinieron al Ayuntamiento representantes del gremio de camioneros. Son los que más sufren la falta de instalaciones suficientes. Nos comprometimos a ofrecer suelo a la Junta para tratar de resolver esta demanda, si bien la decisión no está tomada", detalló Ruiz Boix.

La propuesta de La Línea quedó sobre la mesa porque se planteó en ruegos y preguntas -de forma poco habitual, como reconoció Fernández- sin que se evidenciara mediante una votación la pugna entre las dos localidades por acoger la segunda ITV comarcal.

Actualmente, la provincia de Cádiz suma siete instalaciones de ITV, si bien cinco de ellas se concentran entre la zona metropolitana de Jerez y el arco de la Bahía de Cádiz. La sexta se localiza en Villamartín, para cubrir la demanda de los municipios de la Sierra. La estación de Algeciras, con unas 90.000 inspecciones al año (92.235 en 2016), cubre al 23% de la población provincial y efectúa en torno al 21% de las revisiones de Cádiz (436.051 en ese mismo ejercicio), si bien su carácter limítrofe con la Costa del Sol occidental provoca un efecto de trasvase de usuarios entre esta estación y Estepona.

El alcalde sanroqueño puso sobre la mesa esta descompensación en la red de Veiasa para abogar porque el proyecto pueda ver la luz lo antes posible, especialmente para promover una mayor disponibilidad de citas para el sector del transporte, el que más sufre las esperas y plazos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios