Algeciras Jueces y CCOO denuncian las condiciones "tercermundistas" del Juzgado de Violencia sobre la Mujer

La sala para las víctimas en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Algeciras. La sala para las víctimas en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Algeciras.

La sala para las víctimas en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Algeciras. / E. S.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha hecho oficial esta semana que el Juzgado de Violencia sobre la mujer de Algeciras asumirá a partir del 1 de octubre los casos de este tipo que también se den en los partidos judiciales de La Línea y San Roque con la intención de centralizar la atención a las víctimas en una única sede. Sin embargo, como ha trasladado el juez decano de Algeciras, Alberto Ruiz, al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río, las instalaciones son "tercermundistas".

Del Río visitó esta semana las sedes judiciales de la ciudad y pudo comprobar que la habitación para las víctimas de violencia de género mide prácticamente dos metros cuadrados, no tiene ventanas y hay cucarachas en los cuartos de baño. "Las instalaciones son tercermundistas y ahí quieren aglutinar todos los casos de violencia de género del Campo de Gibraltar. Es una barbaridad", trasladaron los jueces a Lorenzo del Río. 

El Juzgado de Violencia Sobre la Mujer se encuentra en el Palacio de Justicia de la Plaza de la Constitución, donde comparte espacio con los cinco juzgados de Primera Instancia e Instrucción, la Fiscalía de Área, el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses y otras dependencias judiciales en un espacio muy saturado

Una cucaracha, en los baños del juzgado. Una cucaracha, en los baños del juzgado.

Una cucaracha, en los baños del juzgado.

CCOO se ha mostrado contrario a esta unificación en el Palacio de Justicia de Algeciras, donde señala que es necesaria la realización de obras antes del 1 de octubre. El sindicato también considera que la dependencia para las víctimas es muy pequeña y no tiene ventilación. "Resulta insuficiente para la actual competencia del juzgado, ya que en multitud de ocasiones cuando están citadas un número elevado de víctimas, resulta insoportable y muy agobiante para el tiempo de estancia en el juzgado, que en ocasiones se alarga durante horas para unas mujeres que ya acuden con una mala situación tras la situación que han sufrido".

Además, el sindicato señala que no existe una dependencia para los investigados no detenidos. "Para evitar contacto con las víctimas hay que utilizar la sala de vistas, de la que se deben sacar cada vez que hay que utilizarla para declaraciones, comparecencias y juicios. Todo ello  obliga tanto al personal del juzgado como al guardia civil de vigilancia a estar continuamente pendientes para evitar altercados", indica CCOO.

"La oficina judicial está mal diseñada, de manera que existe un pasillo de gran anchura que no tiene utilización y que se puede incorporar a la oficina judicial ganando espacio. También es necesaria la instalación de una sala Gesell  -separada por un vidrio de visión unilateral- para las declaraciones de menores y víctimas sensibles", destaca el sindicato. 

El real decreto que activa la unificación de este juzgado, publicado esta semana en el BOE, afirma que con esta medida "se intenta combatir la sobrecarga que soportan en la actualidad un número importante de juzgados de Instrucción y de Primera Instancia que compatibilizan la materia de violencia de género con las del resto del orden jurisdiccional penal, además de cumplir lo acordado en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, en concreto la medida relativa al mantenimiento de la ampliación de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer a más partidos judiciales solo si repercute en una mejora cualitativa de la atención y en los medios con los que se cuenta".

El Gobierno afirma que esta agrupación no conlleva incremento de coste económico, ni supone la creación de nuevos Juzgados de Violencia sobre la Mujer exclusivos ni tampoco la supresión de ningún juzgado exclusivo en funcionamiento. "Se trata de un redimensionamiento de la planta judicial existente y una optimización de los recursos disponibles, con el fin de alcanzar una mayor proximidad en relación con la víctima, que redundará en una atención más especializada, ágil y uniforme", destaca la publicación en el BOE.

Ante este anuncio, CCOO afirma que el personal del juzgado de Violencia sobre la Mujer de Algeciras asumirá "toda la carga de trabajo de su partido judicial más la de La Línea y San Roque, a coste cero, sin nombramiento de personal de refuerzo para este juzgado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios