EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Algeciras

La empresa propietaria del hotel Octavio fecha su cierre en el 31 de octubre

  • La plantilla espera la respuesta de la sociedad tras plantear una propuesta de arrendamiento para evitar su desaparición

Las próximas semanas serán muy importantes para los 16 trabajadores del hotel Octavio. El 31 de octubre cerrará sus puertas tal y como la empresa propietaria, Asunedu, ha comunicado a la plantilla, pero ellos creen en su supervivencia, aunque siguiendo otro cauce. El director, Jesús Soler, explicó que es necesario para reflotarlo cambiar el modelo de negocio, por ello han hecho una propuesta que la sociedad ha admitido y debe estudiarse.

La nueva andadura se marcaría por un posible arrendamiento del inmueble -catalogado como edificio singular- convirtiendo a la plantilla en una sociedad laboral con accionariado, donde cada uno aportaría lo que pudiera. "No es tirarse a la piscina con muy poca agua, a lo mejor no tiene todo el fondo que se querría pero sabemos que tenemos capacidad para no estrellarnos contra el fondo".

Aunque siempre se ha querido mantener el hotel, los objetivos no siempre han estado claros. De hecho, durante un tiempo el edificio estuvo en venta, que podría haber significado tener continuidad por alguna cadena hotelera. Esta situación provocó que la comercialización no fuera la adecuada, y a esto se le añade la crisis y la caída en la ocupación hotelera, teniendo una media anual del 50% tras sufrir un descenso en los últimos tiempos del 25%.

En cuanto a la decisión del cierre por parte de la empresa, Soler detalló que "es una decisión importante y cuando se hizo se tomó en cuenta todas las variables que están en juego, no lo ha tomado la sociedad a la ligera ni mucho menos, si no hay acuerdo se cerrará definitivamente". Además, recordó que en los últimos años se ha hecho una gran inversión en él, aunque siempre sin perder su estilo clásico que lo caracteriza dándole ese encanto que en los tiempos modernos han perdido las nuevas ofertas hoteleras.

La decisión de gestionarlo, entre otras cosas, se hace porque es un edificio con solera, tiene clientes fidelizados y por la pérdida del trabajo y el problema para las familias. "Ante todo somos hoteleros y creemos en el negocio", señaló Soler a sabiendas de que este proyecto va unido al sacrificio de la plantilla a nivel salarial y laboral, a la necesidad de buscar financiación, pero quieren que sobreviva y, por ello, también piden ayuda a las grandes empresas y administraciones para que deriven clientes al hotel.

Asimismo, lamentó la "competencia innecesaria" que han sufrido con nuevos hoteles que se han instalado en la ciudad, que les han motivado a bajar más si cabe los precios, pese a ser cadenas que "no necesitan abrir sus puertas con una tarifa por debajo del mercado para atraer clientes".

El Octavio, con 77 habitaciones, ofrece en un radio de 300 metros toda la oferta cultural de la ciudad, además de servicio propio de restauración. Es un hotel con encanto por el que han pasado muchas personalidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios