Algeciras

Raúl Torres entrega en Trabajo su currículum tras 36 días de caminata

  • Después de recorrer 840 kilómetros desde Algeciras hasta Madrid, el parado algecireño entra en el registro de la sede del Ministerio, donde nadie lo recibe

Comentarios 7

Y el algecireño Raúl Torres consiguió culminar la proeza, su particular protesta contra el desempleo. Lo logró ayer -sobre las 9:00- tras recorrer andando 840 kilómetros en 36 días. Desde su casa en Algeciras hasta las mismas puertas del Ministerio de Trabajo e Inmigración en Madrid. Allí depositó su currículum y el de otros 30 parados que se lo han ido remitiendo a través de interne o entregándoselo en mano durante su larga caminata. "Para que vea las caras de los parados, que no sólo son cifras, son gente de verdad", dijo.

Su entrada no fue ni mucho menos una entrada triunfal. "No me ha recibido nadie, pero eso lo tenía yo asumido. Los funcionarios sí se han interesado por el tema, algunos se habían enterado de algo pero no sabía exactamente que iba a ocurrir". Incluso cuando se dispuso a acampar en el recinto del Ministerio fue expulsado inmediatamente. Aún aturdido por haber llegado a su meta, con una larga barba y olvidado del cansancio, el algecireño de 29 años dijo que al entrar tuvo "una sensación extraña". "Creo que hasta que no pase algunos días o un tiempo no voy a asimilar lo que he hecho", aseguró.

El currículum fue entregado en el registro, lo mandó a la Dirección General de Empleo, a la atención del director general, junto a un escrito más o menos explicando su situación y su aventura. Durante estos días entregará más a empresas de la capital española. "Si encuentro trabajo aquí, aquí me quedo, donde me llamen trabajo, no tengo problemas para ir a cualquier sitio de España. Y al extranjero si hace falta", lo dice seguro de sí mismo.

Raúl Torres aseguró que ha llegado "más o menos bien de fuerza", en los últimos días ha recorrido más de 30 kilómetros. "Si se me hizo pesado para la cabeza, ya lo veía tan cerca que se me hacia un poco pesado los días", dijo. Cuando mira atrás y piensa en todo lo recorrido dice dolerle hasta la cabeza. Pronto, la próxima semana, volverá a Algeciras, "pero esta vez no voy andando, voy a coger el autobús", advirtió.

Ahora le toca esperar una llamada que le ofrezca un empleo, una situación en la que también están millones de parados de toda España. "Yo no se si dará resultado pero por mi parte no habrá quedado, yo lo intentado todo", afirmó algo esperanzado. En principio no tiene pensado hacer otra "locura" en caso de que su situación continúe de la misma forma, pero no descarta nada.

La desesperación de estar un año y medio parado, sin poder pagar sus deudas, llevó a Raúl a coger una mochila y emprender camino a pie a Madrid. Era el día 8 de junio.

Ahora este algecireño dice que le debe todo a la gente, está muy agradecido. "Me pueden pedir lo que quieran", dice. Él sólo pide un empleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios