Contenido Patrocinado

Ventajas del uso de sillas geriátricas con inodoro: Higiene y comodidad

Ventajas del uso de sillas geriátricas con inodoro: Higiene y comodidad Ventajas del uso de sillas geriátricas con inodoro: Higiene y comodidad

Ventajas del uso de sillas geriátricas con inodoro: Higiene y comodidad

Ventajas del uso de sillas geriátricas con inodoro: Higiene y comodidad

Por lo general, son las personas mayores quienes suelen utilizar las sillas geriátricas. Por ello, es muy común verlas en los geriátricos, residencias de ancianos, hospitales… Estas se utilizan para el cuidado y la atención de la tercera edad y, por tanto, deben de ser muy prácticas y funcionales.

En este artículo hablamos de las ventajas que conlleva utilizarlas y, sobre todo, los beneficios de las que llevan el inodoro incorporado. Una utilidad muy funcional y muy práctica para trabajar con este tipo de personas.

Trabajar con personas mayores requiere de adaptar el espacio, el mobiliario… por lo que es importante cuidar todos los detalles y utilizar las herramientas adecuadas. Pues la edad, las limitaciones físicas, entre otras cosas, son factores que influyen directamente en la autonomía y dependencia de este sector de la población.

Mucho más higiénicas

Como decíamos, las personas mayores son, en muchas ocasiones, dependientes. Esto se debe al paso del tiempo, al envejecimiento, las consecuencias de ciertas enfermedades… por lo que dependen de otra persona para hacer cualquier función vital.

Por ello, las sillas geriátricas con inodoro son muy útiles. Estas sillas con inodoro permiten facilitar la tarea de que estas personas puedan hacer sus necesidades de una forma mucho más higiénica y sencilla, además de facilitar el trabajo para las personas que las cuidan.

Mayor comodidad

Otro factor muy importante para este grupo de la población es la comodidad. Muchas personas debido a ciertas enfermedades pasan gran parte de sus días sentados en una silla, por lo que esta debe ser cómoda.Y, como decíamos, las que incluyen inodoro son mucho más cómodas porque no tienen que trasladarse para tener que hacer sus cosas. Mucho más cómodo para estas personas.

Otras características

Este tipo de mobiliario geriátrico también tiene que tener un tamaño adecuado para ofrecer una mayor comodidad. Del mismo modo, tienen que garantizar una seguridad a la persona que lo utiliza.

Y muy interesante es que permita acceso a la persona cuidadora. También es un factor esencial que permitan mantener la postura y la estabilidad. De esta forma las personas de la tercera edad que utilizan estas sillas geriátricas estarán mucho más cómodas.

La movilidad también es necesaria para poder mover a la persona, por lo que es muy útil que ese tipo de sillas tenga ruedas. También es recomendable que no pesen en exceso y que sean manejables.

Sillas geriátricas prácticas

Este tipo de mueble que se utiliza principalmente para el cuidado de la tercera edad debe cumplir todos los requisitos que hemos comentado anteriormente. Pues las sillas geriátricas con inodoro facilitan la tarea a quienes cuidan de las personas dependientes.

Y, a la vez, las personas dependientes se sienten más cómodas y más limpias al poder utilizar este tipo de mobiliario geriátrico. Por tanto, es muy interesante apostar por este tipo de silla en cualquier geriátrico, residencia, hospital o incluso para casas domésticas con personas mayores dependientes. Una forma práctica y sencilla de cuidar de ellas de la mejor manera posible.