Punto de vista

'Una de cine'

Manolo Bellido, en 'Una de cine'. Manolo Bellido, en 'Una de cine'.

Manolo Bellido, en 'Una de cine'. / Canal Sur

Qué suerte tiene Andalucía al contar con un programa de televisión como Una de cine. En ocasiones, cuando las cosas se tienen en bandeja, se infravaloran. Se da por hecho que están ahí como si hubieran caído del cielo. Y sin embargo no existe ningún trabajo realizado con enjundia sin que detrás de él haya una persona que lo hace posible.

En otras latitudes ni existe en la parrilla de la programación un contenedor como Una de cine ni se le espera. Tal vez, digo yo, sea porque en otros lugares no hay un Manolo Bellido dispuesto a comprometerse con una causa que a tanto le obliga. Sea en tiempo de vacas gordas o vacas flacas, el alma de un programa como Una de cine, de talante tan vocacional, tiene que hacer las veces de guionista y presentador, sin olvidar las labores de producción.

Una de cine acoge esta temporada al formato de cortometraje. En cada entrega se proyecta un trabajo que sirve como excusa, además de para conocer al autor, para establecer un rico diálogo sobre los temas sugeridos por la película presentada, pero sobre todo para más allá de su historia ampliar el debate hacia todo aquello que interesa en el planeta corto: los certámenes, el salto al largo, las escuelas de cine.

Qué duda cabe que de las secciones de cortos que acoge este Festival surgirán invitados para la próxima remesa de programas. Cada sesión de la Oficial se ha tematizado y cuenta con un título genérico, apuntalando su relevancia. Después están las dedicadas a los cineastas malagueños y al cine de animación. Seguro que don Manuel Bellido extrae oro para futuras emisiones y nos las regala en su programa. Una de cine es uno de los mejores programas culturales de cuantos se producen a fecha de hoy en las televisiones de toda España. Que se debería exportar a otros territorios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios