Opinión

Inmaculada peréz pizarro

A María Auxiliadora

Nuestra ciudad está viviendo momentos muy felices y entrañables preparándonos a la Coronación de la Santísima Virgen Auxiliadora de los cristianos, una invitación a la misericordia, la alegría y la esperanza. En la corona que simboliza la realeza de María va nuestro testimonio de fe y nuestro compromiso de construir un mundo mejor.

El 1 de julio, el parque María Cristina abrirá sus puertas. El sol impregnado de la brisa marinera de nuestra bahía penetrará entre las hojas de los árboles y besará la cara de la Reina Salesiana haciéndole esbozar una sonrisa, rendido a sus plantas entre el azul del mar y el azul del cielo quedará deslumbrado ante el rostro bellísimo de la Virgen de Don Bosco.

1 de julio, un día que quedará escrito con letras de oro en nuestra Casa Salesiana y en el corazón de los que llevamos a María Auxiliadora en nuestras vidas, componiendo unas notas únicas que formarán la mejor melodía para nuestra alma. Un día lleno de emociones en el que Algeciras tejerá con trama de brisa marinera y encaje de olas blancas el más preciado dosel para su altar. Un día de sonrisas y lágrimas, por este hermoso regalo y también por la cantidad de recuerdos y sentimientos que se agolparán en nosotros. Como un susurro que se clava en el alma, surgirán nombres, anécdotas, situaciones y momentos que han forjado nuestra historia.

Quiero agradecer a todas las personas que lo han hecho posible y trabajan para hacerlo realidad. No quiero centrarme solo en ese día, sino en la historia tan especial que conlleva este gran acontecimiento, en los meses de preparación y, lo que es más importante aún, en los 82 años que María Auxiliadora nos acompaña. Ella nos ha cobijado bajo su manto, Ella reina en el corazón de los algecireños a través de los salesianos que nos contagiaron ese cariño, y también por medio de tantos antiguos alumnos y devotos que han transmitido de generación en generación ese Amor. 82 conviviendo en nuestra ciudad con los hijos de Don Bosco... 82 años que María Auxiliadora acompaña nuestro caminar diario. ¡Cuánto me hubiera gustado que la Virgen hubiera salido para ser coronada desde la Capilla de San Isidro, donde los salesianos nos atienden desde que llegaron! ¡Cuánto me hubiera gustado que durante unas horas, los numerosos fieles que visitan a diario nuestra capilla se hubieran encontrado cara a cara con la imagen preciosa de la que es nuestro Auxilio, bajo la atenta mirada de Jesús de Medinaceli y María de la Esperanza!

Hagamos de esta coronación una gran fiesta de todos los hijos en torno a la Madre, una gran reunión familiar como homenaje de gratitud y devoción del pueblo de Algeciras a Ella, que es la que nos mantiene unidos. Hagamos un acontecimiento inolvidable que perdure siempre en nuestro recuerdo, hagamos para Ella la mejor corona con nuestro Amor, una corona en la que todos tenemos cabida. Una corona en la que estarán presentes nuestras alegrías, nuestros trabajos, los anhelos de la juventud, la ilusión de los niños, los destinos de nuestra ciudad, el sufrimiento de los enfermos, el futuro de la Congregación salesiana, la soledad de los ancianos, las injusticias, la esperanza de las familias.

Madre te coronará Algeciras, porque sin duda es el mejor fruto a la mejor cosecha.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios