desde el fénix

Chiquilicuatro

José Ramón Del Río | Actualizado 03.04.2008 - 01:00
Share
CHIQUILICUATRO, que no chikilicuatre, según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, significa "chisgarabís" y a su vez, chisgarabís, se define como "zascandil" y "mequetrefe". Si quiere que sigamos con el diccionario, porque esas palabras se usan hoy muy poco, "zascandil" es hombre despreciable y enredador, y "mequetrefe", hombre entrometido y de poco provecho. Nuestro Rodolfo Chikilicuatre, nacido en Argentina, que va a representar a España en el próximo Festival de Eurovisión, no sabemos si es un chiquilicuatro o se hace pasar por tal. Más probable esto último, porque vestido y peinado al estilo de Elvis Presley, con una guitarra de juguete, canta el chikichiki, que ha derrotado a todos sus rivales en el concurso de TVE, con un veinte por ciento más de votos que la segunda canción. Un éxito tan fulgurante no es propio de un chiquilicuatro, sino de alguien que sabe muy bien el terreno que pisa, porque su canción triunfa pese a que, al parecer tuvo en contra a los presentadores de TVE, que añoraban el "la, la, la" de Massiel, de hace cuarenta años, y que aportaba a la buena música lo mismo que la que canta David Fernández (nombre real de Rodolfo), o sea, nada. Tampoco le gustaba la canción al periódico El País que la consideró el resumen de lo más mugriento, ni a El Mundo, para el que la canción era una tomadura de pelo. Sin embargo, la canción no sólo entusiasmó a los votantes de TVE, sino, sobre todo, entusiasma a los niños. La oí por primera vez a mi nieto Ignacio que, además de cantarla, bailaba los ya famosos cuatro pasos de breikindance, crusaito, maiquelyason y robocop.

Este último domingo estuvo en el Circuito de Jerez, que era el sitio de España donde más gente junta podía verle. Lo que confirma que no tiene nada de chiquilicuatro. En fin, que el próximo 24 de mayo es de suponer que muchos españoles se sentarán frente a su televisor y, en espera de la actuación de Don Rodolfo, se alegrarán la vista y a lo mejor, el oído, con la sueca Charlotte, con la ucraniana Ana, con la rusa Dima o con la turca Hor, con las que competirá. Sin esperar a dicha fecha puede usted escuchar la versión parodia del chikichiki que han compuesto para el entrenador del F.C. Barcelona, de similar categoría musical y de letra de la versión original.

No crean ustedes que las parodias son un producto de segunda categoría. Que el chikichiki parodie a Elvis Presley o que a su vez se parodie esta canción, para meterse con Frank Rijkaard y con Ronaldinho, no impide que puedan, ambas canciones, llegar a ser unas obras de arte. Recuerden ustedes que el ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, la inmortal obra de Cervantes, se escribió para parodiar los libros de caballería.
1 comentario
  • 1 Jorge 04.05.2008, 23:33

    Habiendo tantos prodigios de la música Española como Bumbury, Serrat, Sabina y tantos otros, que este mamotreto represente a España, como argentino me dá vergüenza que, por unos euros va a ser el hazmereír de Europa y, encima siendo argentino quemando a España, país que ha dado a Europa variados artistas de renombre.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario