Ortega Cano, ingresado de nuevo a causa de una infección vírica

  • Los abogados del diestro han confirmado que sufre un herpes del tipo 'zoster' y que fue trasladado al hospital Virgen Macarena este domingo.

Comentarios 5

El torero José Ortega Cano ha ingresado por urgencias en el hospital Virgen Macarena de Sevilla debido a un herpes zoster, informaron a Efe fuentes próximas al diestro.

Ortega Cano ingresó este domingo en el centro sanitario, precisaron las fuentes del despacho de abogados que le representa tras el accidente que sufrió el pasado 28 de mayo, en el que murió el conductor del vehículo contra el que chocó su coche y tras lo cual ha sido imputado por el juez por un delito de homicidio por imprudencia y dos contra la seguridad vial.

Estaba previsto que el próximo miércoles Ortega Cano fuera operado de colon en el centro sanitario de Sevilla como consecuencia del accidente, tras el cual estuvo más de un mes ingresado en la UCI del centro sanitario hasta que pasó a planta y fue dado de alta el 11 de julio.

Ortega Cano, que conducía un todoterreno Mercedes 320, compareció el pasado viernes como imputado ante el juez, aseguró que respetó en todo momento los límites de velocidad y que aquella noche "solo se mojó los labios" con una copa de cava. Su abogado atribuyó a un "vahído o somnolencia", consecuencia de la arritmia cardíaca que sufre, el hecho de que invadiese el carril contrario y colisionase contra el Seat Altea de Carlos Parra, de 48 años, que falleció.

El juez que investiga el accidente de tráfico sufrido por el torero tomará hoy declaración a dos testigos que le vieron adelantar saltándose una línea continua e invadir el carril contrario.

Fuentes del caso han informado a Efe de que el juez de instrucción número 9 de Sevilla ha citado en primer lugar, como testigo, a un conductor que, unos tres kilómetros antes del lugar de la colisión, vio a un vehículo de las características del de Ortega Cano saltarse la línea continua para adelantarle a él mismo y al coche que circulaba delante de él.

El conductor percibió que el vehículo circulaba a "gran velocidad" y por ello dio aviso al servicio de emergencias del 112, según las citadas fuentes. El segundo testigo es otro conductor que circulaba por la misma carretera, en las proximidades de Castilblanco de los Arroyos (Sevilla), y su vehículo impactó contra el motor del Seat Altea que había salido despedido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios