Editorial

Otro golpe a la conspiración

LA Audiencia Provincial de Madrid asestó ayer un duro golpe, quizás definitivo, a la llamada teoría de la conspiración que ha tratado durante años de vincular a la organización terrorista ETA con la masacre del 11-M. La Audiencia absuelve a cuatro altos cargos de la Policía Científica, entre ellos el jefe de la unidad, Miguel Ángel Santano, de haber falseado el informe de un perito policial, subordinado suyo, que relacionaba a los etarras con los islamistas autores del atentado -como quedó claro en la sentencia de la Audiencia Nacional- por el hecho de haber aparecido ácido bórico en casa de un islamista detenido en Canarias y en un piso franco de ETA en Salamanca. El tribunal, que sí considera que los jefes policiales usaron un procedimiento incorrecto, y con aspectos "inveraces" para subsanar el informe del perito, estima, no obstante, que el informe carecía de cualquier valor y hacía observaciones sin rigor, dado que el ácido bórico es una sustancia de uso doméstico, como insecticida o desodorante. De hecho, nunca se han encontrado restos de esta sustancia en ningún atentado terrorista, ni de ETA ni del islamismo radical. Este informe pseudo científico fue utilizado como presunta prueba de que el Gobierno socialista, a través de los jefes policiales ahora absueltos, había manipulado la instrucción policial sobre el 11-M para tratar de ocultar el rastro de ETA en el atentado, la cantinela que los teóricos de la conspiración, con la simpatía del PP, habían lanzado hasta el proceso del 11-M y que aún se resisten a archivar. Una especulación semejante a la de la mochila supuestamente manipulada o la aparición en una furgoneta de los terroristas del 11-M de indicios de presencia de vascos en los crímenes (en realidad, era un CD de la Orquesta Mondragón). La sentencia de la Audiencia Nacional puso las cosas en su sitio. La de la Audiencia Provincial de Madrid de ayer exonera de una presunta trama conspiradora a cuatro jefes policiales que investigaron el atentado y da el golpe de gracia a una hipótesis tan tenazmente propagada por ciertos medios conservadores como insolvente, y aun temeraria. Esperamos el cierre definitivo del caso.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios