Algeciras y Gibraltar reforzarán la vigilancia marítima en sus puertos

  • España, el Reino Unido y el Peñón acuerdan que oficiales de enlace estén en contacto permanente para evitar casos como el del 'New Flame' · El proceso a tres bandas volverá a reunirse en septiembreEl

Los ministros de Asuntos Exteriores de España y el Reino Unido, Miguel Ángel Moratinos y David Miliband, y el ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, acordaron ayer en Londres, en la segunda cumbre ministerial del Foro de Diálogo sobre el Peñón, incrementar la cooperación en seis nuevas áreas, que van del medio ambiente a los servicios financieros, aunque sin ceder un ápice en sus respectivas posiciones en materia de soberanía sobre la colonia británica.

En una rueda de prensa ofrecida al término de la reunión, celebrada en Lancaster House, el jefe de la diplomacia española, Miguel Ángel Moratinos, afirmó que uno de los resultados más positivos del encuentro es el referente a las medidas sobre el medio ambiente y el tráfico marítimo.

Así, según explicó, las tres partes han decidido que un oficial de enlace en el puerto de Algeciras y otro en el de Gibraltar estén en contacto permanente para que puedan dar la voz de alerta y actuar preventivamente en cuanto se produzca algún incidente, como el del buque New Flame, que encalló en la bahía el 12 de agosto de 2007 con 780 toneladas de combustible tras colisionar con otra embarcación.

Moratinos, su colega británico y el ministro principal de Gibraltar expresaron además en un comunicado conjunto su decisión de intensificar la cooperación "para alcanzar un nivel de protección elevado y mejorar la calidad del medio ambiente".

Además, los tres políticos se comprometieron firmemente "a desarrollar una cooperación efectiva en la lucha contra la criminalidad, incluidas la delincuencia organizada y la inmigración ilegal, tanto a nivel policial y aduanero como policial, y a llevar a cabo un examen exhaustivo de dicha cooperación, incluidos el intercambio de información, la cooperación operativa y las comunicaciones".

En lo que respecta a la fiscalidad y los servicios financieros internacionales, reconocieron el valor de estos últimos siempre y cuando se desarrollen, según precisó el comunicado, "dentro de un contexto bien reglamentado y cumplan de manera efectiva todas las medidas de la Unión Europea".

"Esos servicios deben cumplir también otras medias internacionales aplicables relacionadas con el blanqueo de dinero, la financiación del terrorismo y otras formas de financiación de los delitos graves. Estamos decididos a que se mantenga el nivel normal de cooperación, incluidos los entendimientos, mecanismos y contactos regulares a todos los niveles, en relación con la política de servicios financieros, la regulación y supervisión, la fiscalidad, el intercambio de información y asuntos relativos a la lucha contra el blanqueo de dinero", agregaba el comunicado.

En materia de educación, España, el Reino Unido y Gibraltar subrayaron la importancia del bilingüismo español-inglés, "que en conjunto se hablan en una gran proporción del planeta".

Otro tema en el que se acordó colaborar son las cuestiones relacionadas con los visados. El hecho de que España pertenezca al espacio Schengen, "mientras que el Reino Unido -y por lo tanto Gibraltar- no participa en algunos de los aspectos del mismo, exige ciertos controles del tránsito de personas desde y hacia Gibraltar". No obstante, las tres partes expresaron la decisión compartida de resolver "los problemas específicos que afectan a los ciudadanos no comunitarios residentes en el Peñón".

Por otra parte, el proceso revisó los acuerdos de Córdoba de septiembre de 2006. En este punto, mostró su satisfacción por el pago a los pensionistas españoles por parte del Reino Unido de la segunda cantidad a tanto alzado, así como por la adjudicación de las obras de construcción de la nueva terminal del aeropuerto del Peñón, que comenzarán el próximo mes de octubre.

En cuanto a la fluidez en la Verja, España, el Reino Unido y Gibraltar aseguraron que trabajarán para mantener las medidas aplicadas "a pesar de un incremento en el tráfico de automóviles en ambos sentidos de más del 25% desde la Declaración de Córdoba".

El Foro de Diálogo volverá a reunirse en septiembre para ultimar los objetivos específicos de la agenda. La próxima cumbre ministerial se celebrará durante los próximos doce meses. A este respecto, Peter Caruana expuso su deseo de que esa cumbre, que será la tercera, tenga lugar en Gibraltar.

Antes de la reunión del Foro a tres bandas, Miguel Ángel Moratinos mantuvo una entrevista bilateral con David Miliband, en la que ambos manifestaron su "satisfacción por el correcto desarrollo de las relaciones bilaterales entre los países", informó en un comunicado de prensa la Embajada de España en Londres.

Sobre el reciente 'no' de los irlandeses al Tratado de Lisboa, ambos ministros de Asuntos Exteriores y Cooperación coincidieron en la necesidad de seguir con el proyecto de construcción europea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios