Los médicos piden llegar a 10 minutos por paciente en la atención primaria

  • Critican la masificación de este nivel asistencial y la falta de tiempo que "puede poner en riesgo la salud de los enfermos"

La escasez de sanitarios, el incremento de la población y, como consecuencia, de demandantes de la sanidad pública, suponen que los pacientes dispongan de una media de entre cinco y siete minutos para ser atendidos en una consulta al médico. Un tiempo que desde la Organización Médico Colegial (OMC) se considera "insuficiente". Su propuesta: un cupo máximo de 25 pacientes diarios por médico para poderles dedicar un mínimo de diez minutos.

La OMC y la Sociedad Española de Medicina General (SEMG) presentaron sendos documentos que coinciden en líneas generales en que "no hay una apuesta decidida" por la Atención Primaria y en que requiere "reformas estructurales".

La Comisión Central de Deontología de la OMC ha emitido una declaración en la que asegura que sin disponer de tiempo no se puede prestar una atención sanitaria tal y como exige la ética profesional y la legislación, porque "se pone en riesgo la salud de los pacientes".

Los médicos de familia se sienten afectados por su situación de "precariedad laboral" y alegan que el 30 por ciento son víctimas del síndrome de desgaste profesional o burn out, mientras que duplican en patologías mentales a la población general.

Un facultativo del primer nivel asistencial dedica de cuatro a cinco horas a atender estrictamente al enfermo, ya que las otras dos o tres restantes de su jornada laboral las ocupa en trámites burocráticos.

Como promedio, es responsable de un cupo de 2.000 pacientes, que le visitan unas seis veces anualmente, lo que representaría 12.000 consultas anuales y 48 diarias, con un resultado de tan sólo cinco minutos de atención por cada enfermo.

El objetivo que se marcaron las autoridades sanitarias para el presente ejercicio era alcanzar las 1.500 tarjetas sanitarias por facultativo, lo que permitiría unas 7.500 consultas al año y 30 diarias, logrando al menos esos diez minutos imprescindibles.

La SEMG, que ha recopilado datos de todas las comunidades autónomas, considera que en el conjunto del país un porcentaje superior al 50 por ciento de los médicos atiende a más de 1.500 enfermos, alcanzando esta proporción hasta el 80 por ciento en los núcleos urbanos.

Incluso ha constatado casos de doctores con más de cien pacientes que no pueden ni dedicar dos minutos a cada uno de los que acude a la consulta.

Esta sociedad ha preguntado a los profesionales del sector sobre su situación, con el resultado de que más del 90 por ciento considera que la atención primaria "sigue igual o ha empeorado".

Tampoco se han puesto en marcha medidas concretas de disminución de la burocracia ni nuevas fórmulas de gestión que ayuden a una mejora en el tiempo de consulta.

La receta multiprescripción, uno de los objetivos básicos de la Estrategia para la Atención Primaria del Siglo XXI (AP21), por el ahorro de tiempo que supondría en las consultas, sigue siendo "anecdótica", según la SEMG.

En su análisis ha constatado que poco más de la mitad de las autonomías cuenta con experiencias piloto, mientras que el resto ni siquiera se ha puesto manos a la obra.

La "equidad" del sistema ha desaparecido en lo que se refiere al ámbito inversor y profesional, dadas las grandes divergencias existentes en materia presupuestaria o, por ejemplo, en el pago de las guardias de los médicos.

Sin embargo, se percibe, en líneas generales, que el aumento del presupuesto destinado a atención primaria dentro del sistema global no sólo "no es significativo de un año a otro" sino que en algunas comunidades es incluso "inexistente".

La SEMG recuerda que, pese a ser un compromiso de la Conferencia de Presidentes, no se ha establecido un sistema de información que facilite el acceso a los datos públicos, lo que impide evaluar la situación y saber si se gasta con eficiencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios