El Gobierno catalán declara "innegociable" su modelo lingüístico

  • El portavoz de la Generalitat se planta ante el plazo de dos meses del TSJC para hacer del castellano otra lengua vehicular.

Comentarios 6

El portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, declaró ayer "innegociable" el modelo de inmersión lingüística en la escuela catalana, pese a que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) haya dado un plazo de dos meses a la Generalitat para que incorpore el castellano como lengua vehicular.

"La cuestión lingüística es uno de los valor más preciados y el nervio alrededor del cual se tiene que construir la convivencia y la cohesión en nuestra sociedad", subrayó Homs en declaraciones a TV3.

El portavoz del Govern también advirtió al PP de que si quiere modificar la ley, "se topará con una inmensa mayoría de las fuerzas políticas" en el Parlament.

Asimismo, Homs agradeció a todos los partidos políticos catalanes, excepto Ciutadans y el PPC, por apoyar la inmersión lingüística puesto que, dijo, esta es lo que "ha hecho funcionar a la escuela" en Cataluña.

Homs recordó que, aunque hay dos lenguas oficiales en Cataluña, la lengua "propia" es el catalán, tal como recoge el Estatut, un texto -recordó- ratificado posteriormente por el Tribunal Constitucional. En este contexto, el portavoz del Gobierno catalán afirmó que "se está intuyendo que una relación diferente deberá articularse en la relación (de Cataluña) con España".

La actitud del PP, favorable a acabar con el modelo lingüístico vigente hasta ahora en las aulas catalanas, llevó este fin de semana al presidente parlamentario de CiU, Oriol Pujol, a advertir al PP de que, si hace de este tema un casus belli, CiU dejará de tenerlo en cuenta para cerrar futuros acuerdos en la Cámara catalana.

El portavoz del Grupo popular en el Parlament, Enric Millo, negó ayer que su relación con el Gobierno catalán esté rota, aunque reconoció que las diferencias con el Ejecutivo de Artur Mas respecto a la inmersión lingüística "no ayudan" de cara a las negociaciones de los presupuestos de 2012. "El PP no ha dicho nunca que esté dispuesto a renunciar a defender sus compromisos con el electorado, ni CiU se lo ha pedido", recalcó Millo, quien apuntó que la existencia de temas en los que las posturas de ambos grupos sean antagónicas no excluyen la coincidencia en muchos otros.

Millo criticó que dirigentes de la federación, como Oriol Pujol, llamen al desacato, y reclamó al presidente, Artur Mas, que "dé ejemplo" de cumplimiento de las leyes y las sentencias.

"El Gobierno catalán no puede quedar al margen y dar la imagen dramática de un ejecutivo incapaz de cumplir con la legalidad", recalcó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios