Gabilondo niega que sobren profesores y apela al diálogo

  • El ministro de Educación reclama consenso entre los sindicatos y las comunidades y asegura que los discursos de que los docentes trabajan poco son "poco presentables"

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, negó ayer que sobren profesores porque, al final, los verdaderamente perjudicados son los alumnos, y pidió diálogo y acuerdo entre sindicatos y las comunidades autónomas, donde existe conflicto laboral en educación para que el curso comience y siga con normalidad.

"Llamaré a las comunidades a que cumplamos los programas del Plan de Acción Educativa (cofinanciados) y a que no se hagan recortes en educación", que es una "prioridad", reiteró el ministro en alusión a la conferencia sectorial del próximo octubre.

En la rueda de prensa de inicio del curso, aseguró que no es su estilo el de entablar una "reyerta" con ninguna comunidad, sino el de hacer un llamamiento a la responsabilidad de los gobiernos y parlamentos autonómicos para que la educación no salga perjudicada en los presupuestos.

Así, pidió preservar no sólo la enseñanza, sino también la sanidad y los servicios sociales en tiempos de austeridad, a pesar de la "necesaria estabilidad presupuestaria".

Aseguró además que las autonomías ya conocen la opinión y requerimientos del Gobierno, aunque el secretario de Estado de Educación, Mario Bedera, insistirá en esta "posición firme" en una reunión técnica con las comunidades prevista para el 14 de septiembre.

El ministro también calificó como "poco presentables" los discursos de que los docentes trabajan poco o no están motivados, sino que hay que dotarlos de medios y condiciones laborales adecuados.

Sobre las huelgas de profesorado anunciadas ya en Madrid o Galicia por el incremento de horas lectivas de los docentes, mostró "respeto" por el modo en que cada uno haga valer sus derechos de forma democrática, sin que le corresponda a él, comentó decidir de qué manera debe hacerse.

La cuestión no es el número de horas de clase que debe dar un docente, sino las que debe impartir si se quiere garantizar otras funciones y tareas claves del profesorado, como las tutorías y la atención personalizada, apostilló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios