El Huerto

La lluvia respeta el desfile del Huerto y el Rosario tarifeño

  • Los cargadores salvan con maestría las esquinas de la plaza Hermanos Costaleros

Durante la mañana, los ánimos de los hermanos de la Hermandad de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús en la Oración del Huerto y Nuestra Madre de Dios y del Rosario no estaban en su punto más álgido. Continuas consultas a las informaciones meteorológicas y las más fiables daban lluvia hasta las ocho de la tarde. La misma hora en la que la hermandad tenía prevista su salida.

Los tímidos rayos de sol que arrancaron un plomizo ocre reflejados en la cal de la tarde tarifeña auguraban una esperanza de que la lluvia concluyera según los partes y permitiera el desfile de esta cofradía fundada en 1951. La tensión entre los hermanos se alivió a medida que se acercaba la hora, ejemplo del sentir cofradiero y que regalan cada Lunes Santo un derroche de arte en el desfilar de sus pasos. En el interior del templo, y mientras los responsables oteaban las nubes desde las bóvedas de San Mateo, los costaleros se ajustaban el fajín y el costal para que las arrugas de la tela no causasen daño durante el trayecto.

A las ocho en punto la orden era ya clara: "salimos". Los valientes costaleros del Huerto se echaron sobre sus cuerpos la pesada carga del paso de misterio adornado con rosas rojas y lirios morados, y de costero a costero, y en pasos racheados Cristo postrado en el Cáliz de su Pasión pasó por debajo del dintel del templo de San Mateo paseándose delante del gentío que rompió en aplausos reconociendo el oficio de los 28 hombres que mecen cada año a su Cristo.

Este año la hermosa talla vistió camisa de color blanco. También un juego de gemelos de oro, broche en cordón de oro para el cíngulo y mantolín de tela de terciopelo color mostaza.

Y sin apenas detener al paso, la bella imagen de madera de cedro tallada en el 1995 por las manos de José Manuel Bonilla dejó atrás San Mateo y recorriendo la corta y semanasantera calle del General Moscardó alcanzó la Plaza Hermanos Costaleros donde salvó sus dos esquinas, reto obligado para los costaleros y capataces que se precien de serlo. Y de ahí, en un suspiro de fe avanzando por la calle Guzmán el Bueno hasta la capilla de las Religiosas Misioneras de la Inmaculada Concepción donde se llevó a cabo la Oración Penitencial.

Detrás, el espectacular paso de palio de la Virgen Nuestra Madre de Dios y del Rosario, obra que las manos del escultor sevillano Jaime Babío Núñez esculpieran en el 2001 para ser titular de la hermandad fue recibida en su salida procesional con una lluvia de pétalos de rosas. El soberbio paso de palio fue derrochando oficio semanasantero y el manto azul cielo de la "Charito" se fundió en el abrazo de un hijo a un padre dejando marchar el paso hasta el año que viene, y en la plaza de los Costaleros, el momento se hace sublime mientras la Banda Municipal de Música de Tarifa entona Reina de Triana y una flautín solitario decora el cimbrear del precioso paso de palio color encarnado que juega con el ángulo recto de la esquina, casi tocándose. Y poco a poco, mandándose hasta que "gallito" viendo salvada la esquina de Rico pide más pasó y con un "¡Ahí quedó!" clava la bella estampa de la Virgen en la fachada de la vieja Cárcel Real sobre el que resalta el perfil de la Virgen en su compungido rostro.

A pesar de que el Levante no quiso dejar de acompañar a la procesión durante todo su recorrido, no fue óbice para desmejorar al cortejo y con rigurosa puntualidad los hermanos mayores llevaron su oficio cofrade y tras dejar atrás la larga calle Guzmán el Bueno, el Cristo saludó al castillo de Guzmán para casi de inmediato dirigirse hacia las calles Santa Teresa, Reyes Católicos, Santísima Trinidad, San Julián, Puerta de Jerez y comenzar el descenso hacia la calle de la Luz, para alcanzar la carrera oficial en el horario previsto, a las doce menos cuarto de la noche.

Poco a poco, como si los pies de los costaleros se frenaran por un irresistible deseo de aguantar a las imágenes en la calle todo el tiempo posible, las imágenes regresaron a su templo para que de nuevo el próximo año salga a la calle a reencontrarse con Tarifa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios