El Señor desfila en el interior del templo de Santa María La Coronada a causa de la lluvia

  • Un grupo de pequeños hace sonar campanillas con las que anuncian la Resurrección de Cristo

La procesión del Cristo Resucitado tuvo que celebrarse ayer al mediodía, Domingo de Resurreción, en el interior de la Parroquia Santa María Coronada debido a la lluvia. La imagen fue llevada hasta la puerta del templo, mientras era contemplada por numerosos fieles que llenaban la iglesia. La organización corrió a cargo de la Asociación Parroquial Nuestro Padre Jesús Resucitado.

Como novedad a partir de este año, un grupo de pequeños hacía sonar campanillas, con las que anunciaban la resurrección de Cristo. La música fue puesta por la banda de cornetas y tambores Santa Bárbara, de La Línea. Entre los asistentes, además de los miembros de las distintas hermandades y cofradías presididos por Mercedes Caravaca, se contaban varios ediles de la Corporación.

La procesión de este último día estaba prevista sobre las doce, al mediodía, que fue cuando con más intensidad se dejó sentir la lluvia en el Campo de Gibraltar, provocando que los sanroqueños no pudieran disfrutar del Resucitado por las calles de la localidad tras una Magna que regresó después de dos años de ausencia por el cielo, precisamente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios