La Salud

Martes Santo resplandeciente en Tarifa

  • El Cristo de la Salud realiza su tradicional estación de penitencia a pesar del tiempo

Si el Lunes Santo es noche del oficio costalero, la noche del Martes Santo, sin duda alguna es noche de arte imaginero y a pesar de que la amenaza de lluvia durante el desfile era más que una simple amenaza, los hermanos devotos de esta joya imaginera del Santísimo Cristo de la Salud determinaron realizar su tradicional estación de penitencia que se remonta al año 1928 cuando procesionaba sacada por la Hermandad del Nazareno.

No fue hasta 1944 cuando se constituyó como la Venerable Hermandad de Penitencia del Santísimo Cristo de la Salud y Nuestra Señora de los Dolores tuvo su fundación en el año 1944, comenzando a salir ya en el 45, como tal Cofradía en su procesión del Martes Santo.

Ayer la imagen del Cristo, iconográficamente denominado "Cristo de Sangre" porque representa el momento en el que la figura de Cristo fue lanzada y de su costado manó abundante sangre y agua, brilló con más belleza en su paso de Misterio a semejanza del paso del Señor de Pasión de Sevilla, cargado por un total de 24 hombres y dirigidos por José Luis Cepillo.

La primera levantá en el interior del templo de San Mateo estuvo dedicada al hermano fallecido, José Pérez Chico. Ya afuera, el capataz del Cristo dedicó la levantá a todo el pueblo de Tarifa, representado en el gentío que esperó la salida de los pasos.

En el día de ayer, la presencia de fotógrafos y aficionados en la calle se intensificó en gran medida ya que será la imagen de esta hermandad la que sea protagonista del próximo concurso de fotografías que organiza la Junta Local de Hermandades y Cofradías de Tarifa para elegir al cartel anunciador de la próxima Semana Santa.

Los enlutados capirotes negros sobre un mar de túnicas rojas de las filas de penitentes precedieron a la Dolorosa más bella de la Semana de Pasión tarifeña. Porque si el Cristo de la Salud es bello, más bella es su madre y señora a la que llaman la Reina de San Mateo. El rostro de la Pasión, la imagen de Nuestra Señora de Los Dolores la que regalara Dolores Terán Sotomayor en 1907.

Precioso momento del paso de la Virgen dejando atrás Coronel Moscardó y adentrándose por esa Vía Dolorosa que es la larga calle de Guzmán el Bueno, adornándose el paso dirigido por el capataz, Alfonso Sevilla.

Los pasos fueron procesionando en una bonita noche que dejó atrás la lluvia caída durante todo el día y pasadas las doce de la noche los pasos regresaron a su templo de San Mateo completando con gran belleza su desfile.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios