Los textos íntimos de Marguerite Duras ven la luz en España

  • 'Cuadernos de la guerra' reúne sus recuerdos de la Segunda Guerra Mundial

"Fue aquella tarde cuando Léo me besó en la boca. Lo hizo por sorpresa. Experimenté una repulsión verdaderamente indescriptible...". Así escribe Marguerite Duras su encuentro con el que sería el protagonista de El amante en sus textos autobiográficos, que se publican por primera vez en España.

Cuadernos de la guerra, que acaba de editar ahora en castellano Siruela, es el libro que reúne los recuerdos de la autora, nacida en la antigua Saigón (hoy Vietnam) en 1914 y muerta en París en 1996, escritos durante la Segunda Guerra Mundial, a lo largo de cuatro cuadernos, "para no olvidar", y que resultan el material y el esbozo de lo que luego sería su obra futura.

Estos textos dan prueba de que Duras no escribió una sola línea, como ella misma decía, que no hubiese vivido, que era su propio material literario; su obra llevaba su carne como nutriente y todo su universo sensitivo, por eso terminó exhausta y con varios comas etílicos a su espalda.

Duras convulsionó el mundo editorial con la publicación de El amante, en 1984, del que se vendieron millones de ejemplares. La obra deslumbró por la sinceridad que derramó al relatar su intimidad y sexualidad, en la compleja relación que mantuvo con Léo, un comerciante chino.

Estos cuatro cuadernos, redactados entre 1943 y 1949, estaban guardados en un sobre en el que la propia Marguerite Duras los había reunido bajo esta misma denominación: Cuadernos de la guerra, como explican en el prólogo los editores Sophie Bogaert y Oliver Corpet.

Ella misma los depositó en el armario azul de su casa de Neauphle-le-Chateau, y los calificó como el Cuaderno rosa marmóreo, el Cuaderno de prensa del siglo XX, el Cuaderno de cien páginas y el Cuaderno beige.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios