Un recorrido por el legado de Edelmann

  • Pedro Tabernero edita un libro que reúne los otros trabajos artísticos del diseñador checo que creó a 'Curro'

Más de 25 años han pasado desde que el famoso pájaro con patas de paquidermo y cresta multicolor aterrizara en Sevilla. Curro, pese a lo castizo de su nombre, nació en Ámsterdam, de la mano de un checo de origen alemán, Heinz Edelmann. De estas raíces cosmopolitas nació un icono universal de la Sevilla de los 90.

Curro es el trabajo más célebre de Edelmann en España, pero no el único que engrosa el currículum de este prolífico diseñador. En su obra destacan también varios de sus trabajos de línea pop, como las ilustraciones para la cubierta de la primera edición alemana del Señor de los Anillos de Tolkien y la cinta de animación Yellow Submarine (1968). Este trabajo para los Beatles lo acabaría trayendo al sur de España, cuando en los años previos a la Expo el editor Pedro Tabernero, que en su día quedó prendado de su estilo al ver aquella película, y le tendió la alfombra a la capital andaluza.

Heinz Edelmann creó un especial vínculo con Sevilla que plasmó en gran parte de su obra: la cartelería que diseñó para el ya desaparecido Museo de Arte Contemporáneo, para la Expo 92, la Biblioteca del Quinto Centenario u Osinvito, la mascota turística creada para la Diputación... Y por supuesto el mismísimo Curro, que aún continúa siendo un emblema de la capital andaluza. Unos trabajos que ahora Tabernero publica, justo cuando se cumple el sexto aniversario de la muerte del diseñador a los 75 años.

Pero el volumen, titulado Los 12 trabajos de Sevilla, recoge no sólo las piezas que realizó para la Expo, sino también una serie de proyectos en los que el checo plasmó realidades del entorno andaluz como el lince ibérico, o el paisaje de Sierra Morena que recreó en sus ilustraciones sobre las rutas del Tempranillo, el famoso bandolero.

La publicación cuenta además con aportaciones literarias de compañeros con los que el diseñador compartió proyectos como los escritores Julio Manuel de la Rosa y Francisco Correal, este último tambien periodista de Diario de Sevilla, o el biólogo Miguel Delibes, para quien ilustró El lince, el cazador y los sueños (2001), sobre la fauna en Doñana. Alfredo González, Luis Martínez Ros, Francisco Núñez Roldán, Manuel Olivencia y Juan Romero firman el resto de textos alrededor de la figura de Edelmann, desde glosas sobre su personalidad a los grandes rasgos de su estilo.

Otra faceta en la que volcó Edelmann muchos de los esfuerzos de su etapa sevillana fue el cómic, como refleja el libro, que reproduce muchas de sus viñetas de trazos suaves y estilizados para la revista Rumbo Sur, de 1988 a 1992, o en Sounds Effects Comics (2006).

El creador checo fue un ilustrador inquieto que se inspiró en Sevilla durante más de tres décadas, buscando siempre nuevas técnicas y estilos. Un ejemplo que tomó de Picasso: "Un artista deja de ser un artista cuando se vuelve conocedor de su propio arte", dijo el genio malagueño y solía recordar Edelmann. De la continua y apasionada búsqueda de la sorpresa y la vitalidad a la que dedicó Edelmann gran parte de sus esfuerzos deja constancia este libro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios