Un recorrido por la historia de Baelo Claudia abre las jornadas del IECG

  • El Instituto de Estudios Campogibraltareños celebra la tercera edición de las ponencias de Prehistoria y Arqueología · Se dedica a la figura de Lothar Bergmann a lo largo de las 30 charlas que se ofrecerán

Comentarios 1

La tercera edición de las Jornadas de Prehistoria y Arqueología del Instituto de Estudios Campogibraltareños (IECG) quedó inaugurada ayer hasta mañana al mediodía. Un total de 30 profesionales pasarán por la sede de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar para dar su aportación histórica.

La ponencia inaugural la llevó a cabo el director del complejo arqueológico de Baelo Claudia, Ángel Muñoz, que hizo un recorrido historiográfico del complejo, y fue cerrada por el profesor Carlos Gozálvez, de Málaga, que versó sobre Arqueología de la Frontera Norteafricana del Estrecho de Gibraltar (siglos XIV y XVI).

El secretario coordinador del IECG, Rafael de las Cuevas, apuntó la gran novedad que gira este año en torno a las jornadas después de la modificación estatutaria, ampliándose el radio de acción. Antes sólo asumía a la comarca y Gibraltar, mientras que ahora alcanza Vejer y Barbate por el sur; Estepona y Manilva por el este; e incluye a las orillas de Ceuta, Larache, Río Martín y Tetuán. "Ampliamos el área de influencia cultura", aseveró.

Por otro lado, el homenaje de esta edición volverá a ser para Lothar Bergmann, al igual que en la primera edición de 2004 junto a Helmut Seisser, por tratarse de uno de los referentes en la investigación arqueológica en la zona. Además, su viuda ha sido invitada para rendir tributo a este hombre que dedicó tanto tiempo de su vida a la investigación de las pinturas rupestres en la comarca.

En cuanto a la ponencia de Muñoz, detalló los entresijos del enclave de Baelo Claudia desde 1907 hasta la actualidad. Desde el siglo XVIII cuando se identifican los restos hasta que se le denomina por su nombre. En 1925 deciden darle protección jurídica y se le considera Monumento Histórico Nacional, sin embargo tras una época de abandono en 1966 la Casa de Velázquez inicia una serie de excavaciones, saliendo a la luz nuevas zonas sepultadas por la duna. A partir de 1985 el conjunto arqueológico pasa a gestionarse por la Junta de Andalucía, lo que cambia de rumbo la gestión primando la conservación frente a la investigación. En 1991 pasa a denominarse Bien de Interés Cultural (BIC) y en 2009 se formaliza un nuevo convenio con Casa de Velázquez. Muñoz subrayó que los trabajos actuales de reordenación suponen una importante mejora para los visitantes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios