Las playas, habitadas en invierno

  • Un paseo relajado, leer un libro o hacer deporte, son algunas de las actividades perfectas de la épocal playa getares Esta playa algecireña, entre otras de la comarca, retoman su vida en invierno, aunque menos agitada que en verano.

Las playas en invierno son casi tan útiles como en verano. Eso es lo que deben pensar muchos vecinos del Campo de Gibraltar, quepueden disfrutar, entre otras cosas, con la tranquilidad de este litoral gaditano cuando el frío más aprieta en las gargantas. Aunque el ambiente costero en la época estival es el más aclamado, también hay gente que prefiere visitar estos puntos estratégicos cuando menos personas deambulan a su alrededor.

Los que, principalmente, sacan provecho del lugar durante el invierno, son los deportistas, sobre todo esas personas que aspiran a mantener el buen tipo durante esta época, en la que nos ponemos tanta ropa que es imposible distinguir si lo que escondemos es un cuerpo de revista o, simplemente, un cuerpo normal. Pues estas personas son las que a primeras horas del día acuden a playas como la de Getares en Algeciras, así que recorren todo el litoral de punta a punta sofocando el calor corporal con el fresco de la mañana.

También, todo hay que decirlo, muchos vecinos al considerar que en invierno la playa cuelga el cartel de cerrado, llevan sus perros a pasear, los que, también hay que reconocer, que disfrutan atravesando la playa y dejando la huella a su paso. Es una práctica común, paseas mientras permites que el animal tome aire de libertad.

Por otro lado están los deportistas más experimentados, aquellos que aprovechando el fuerte viento invernal deciden hacer de Getares o El Rinconcillo un paraiso tarifeño, disfrazan Algeciras de cometas y tablas y navegan por el mar, cual pirata con su barco. Como se observa en la imagen, son varias las personas que se acercan a la playa, sobre todo porque saben que en esta época no molestarán, ya que Getares es una de las playas de la comarca que más afluencia tiene durante el verano.

También es un punto estratégico para los soñadores, aquí hay que pararse un poco más porque invita a la reflexión, el susurro del mar, un libro y una toalla en la que sentarse o tumbarse, eso es un clásico de esta época.

Quién no ha visitado esta tierra de nadie en invierno y se ha percatado de la presencia de una persona, que bajo su más íntima percepción de la realidad, disfrutaba devorando un libro sin tener que soportar el juego de algún niño con la "pelotita" o el calor asfixiante de agosto. En fin, una playa en invierno quizá sea el mejor lugar de recreo para los campogibraltareños.

Envía tus convocatorias a viviraqui@europasur.com

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios