La película mauriciana 'Lonbraz Kann' triunfa en el FCAT en Tarifa

  • El documental marroquí 'La Route du Pain' vence retratando el auge turístico en el barrio de Marrakech El público otorga el premio al largometraje sudafricano 'The Endless River'

Seis premios fueron entregados ayer en la gala de clausura del Festival de Cine Africano de Tarifa (FCAT). Tras la proyección a lo largo de diez días de 76 películas, 43 de ellas estrenos en España, se desveló ayer un palmarés que brindó el triunfo a la película ficción mauriciana Lonbraz Kann y al documental marroquí La Route du Pain. El festival culminó tras celebrarse por primera vez en las dos orillas del Estrecho de Gibraltar, Tarifa (España) y Tánger (Marruecos). El título sudafricano The Endless River se alzó con el premio del público Dos Orillas, que fue votado por los espectadores de ambas ciudades en una gala conducida por Concha Ortiz junto a la actriz Lluvia Rojo en el teatro Alameda de Tarifa.

El Griot de Tarifa al Mejor Largometraje de Ficción fue al primero precisamente del director mauriciano David Constantin, que tardó ocho años en producir Lonbraz Kann (A la sombra de la caña de azúcar, 2014). Cinta conjunta de los países República de Mauricio, Francia, Mozambique y Reunión. La Route du Pain (La ruta del pan, 2015), filmada entre Marruecos, Francia y Bélgica, del marroquí Hisham Elladdaqi, ganó el premio de la Concordia al Mejor Documental.

El premio de las Dos Orillas, otorgado por el público de las dos sedes, recayó en el largometraje sudafricano The Endless River, de Oliver Hermanus (Sudáfrica y Francia, 2015). Los alcaldes de Tánger, Mohamed Bachir Abdellaoui, y el alcalde de Tarifa, Francisco Ruiz Giráldez, lo entregaron.

El jurado decidió otorgar una mención especial a Fi Rassi Rond-point (Una glorieta en mi cabeza, 2015), título de Argelia, Francia, Líbano y Qatar. Destacar que este film, dirigido por Hassen Ferhani, resultó premiado ampliamente en el Festival Internacional de Cine de Amiens y el Festival Internacional del Documental FID de Marsella, ambos en Francia; el Festival Internacional del Documental de Ámsterdam (Holanda), o el Festival Internacional de Cine de Turín (Italia).

Por otro lado el jurado joven ha premió con el Mejor Cortometraje de la sección En Breve a la cinta argelina Un Métier Bien (Un buen trabajo, 2015), de Francia y Argelia, dirigida por Farid Bentoumi. Por último, la actriz, cantante y artista plástica de origen tunecino Ghalia Benali se hizo con el premio a la Mejor Interpretación Femenina, patrocinado por la Fundación Mujeres por África, por su papel en la película À peine j'ouvre les yeux (Apenas abro los ojos, 2015), de los países de Túnez, Francia y Bélgica.

La gala de clausura se cerró con la actuación de sesenta niños de la Escuela de Música de Tarifa, que interpretaron las Nanas del Baobab, canciones de cuna tradicionales africanas.

El FCAT esta edición ha estado marcada por su carácter intercontinental, siendo un puente de cine a ambos lados del Estrecho de Gibraltar, Tarifa y Tánger. Del total de películas proyectadas con estrenos de 26 países -17 de ellos africanos-, entre los que han destacado Marruecos, con once realizaciones; Argelia y Egipto, con cinco; o Sudáfrica, con cuatro películas al igual que Túnez. Estos títulos se han proyectado en las dos secciones competitivas (Hipermetropía y En Breve) y otras cinco no competitivas: AfroScope, Si Tánger me fuera contada, África en Ritmo, Estrechando y Para raros, nosotros. Hoy sábado se repondrán en el teatro Alameda y en la Casa de la Cultura las cintas ganadoras en esta edición.

El jurado de esta edición del FCAT Tarifa-Tánger estuvo compuesto por la agregada de cooperación cultural y educativa para el Sur de España del Consulado de Francia en Sevilla, Annouchka de Andrade; el periodista marroquí Reda Benjelloun, especialista en cine documental; y el docente Javier Mohedano, que apoyó el FCAT desde su creación.

Del palmarés ganador destaca como curiosidad que Lonbraz Kann, largometraje ganador, es la segunda película de ficción producida en la historia de Isla Mauricio, narra la crisis que desata entre los trabajadores el repentino cierre de una industria azucarera para la construcción de una urbanización de lujo y un campo de golf. En el caso del documental La Route du Pain , el director plasma la realidad de los habitantes de un barrio popular de Marrarech, que se ve afectada por la creciente industria turística, base del crecimiento económico de la ciudad.

El premiado por el público, The Endless River, cuenta una historia de amor en la Sudáfrica postapartheid, marcada por la ira, el dolor y la soledad. Hermanus es uno de los realizadores más reconocidos de la escena africana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios