El largo viaje de Rafael Ortiz

  • Inaugurada una muestra sobre los 25 años de la galería sevillana · El artista tarifeño Guillermo Pérez Villalta es uno de los 67 autores que toman parte en la colectiva

En palabras del artista Jesús Palomino, hay que tener "mucho valor" para mantener durante 25 años "una empresa, un matrimonio o una galería". Pero Rafael Ortiz puede presumir de haber alcanzado el cuarto de siglo con su sala y haber escrito, junto a su mujer, Rosalía Benítez, uno de los capítulos más apasionantes de la cultura de Sevilla. De su fructífera labor en la difusión del arte contemporáneo deja constancia la exposición Aprendiendo a mirar. 25 años de la galería Rafael Ortiz, una muestra colectiva que se inauguró ayer en el Monasterio de San Clemente y que ilustra con la obra de 67 artistas -uno de ellos el tarifeño Guillermo Pérez Villalta- el recorrido estético del espacio dirigido por Ortiz en la calle Mármoles.

La comisaria de la cita, María Corral, reveló que cuando recibió el encargo pensó que era "muy difícil" plasmar a través de una selección "el amor, el interés y la visión que Rafael Ortiz tiene del arte". La ex directora del Reina Sofía optó entonces por "ordenar un poco", alinear a "artistas que habían trabajado juntos, o que compartían una misma sensibilidad" y trazar así un itinerario con el que los visitantes recordaran "toda la maravilla que han hecho Rafael y Rosalía en estos 25 años difíciles, porque mantener una galería en Sevilla no es fácil".

Una trayectoria en la que, según Rafael Ortiz, no han faltado pilares en los que apoyarse. El galerista recuerda a "todos los que en este camino han sido compañeros de viaje": los artistas, por "la mirada que nos aportan" y porque "de alguna manera nos han cambiado la vida"; los coleccionistas, por el "apoyo extraordinario"; los "colegas", por "lo que hemos tenido de complicidad", y los comisarios y críticos, por haber creado a lo largo de este tiempo "algún proyecto que nos emocionó".

Rosalía Benítez, por su parte, expresó que su pasión por el arte le acompañó "desde siempre", pero "de no haber conocido a Rafael no habría tenido el valor de afrontar esta carretera llena de baches del coleccionismo". Tras tomar prestadas unas palabras de Álvaro Cunqueiro -"el buscador de tesoros tiene que ser muy cuidadoso en todo lo que hace"-, manifestó que el matrimonio se siente en su proyecto "buscador de tesoros" y encara su tarea con la "paciencia" y "dedicación" que recomendaba en su texto el autor gallego.

El respeto y la sensibilidad con que se trata a los autores en la galería tuvo su reflejo en la cantidad de creadores que acudieron a la inauguración de una muestra que se podrá ver hasta el 16 de enero. Nombres cruciales del arte español como los integrantes de Equipo 57 Juan Cuenca y Juan Serrano; Luis Gordillo, el citado Guillermo Pérez Villalta o José María Báez coincidieron con jóvenes autores como José Miguel Pereñíguez o Miki Leal.

Se trata de una variedad que refleja el compromiso de Rafael Ortiz y Rosalía Benítez con la contemporaneidad y la señal de que ese aprendiendo a mirar del título de la muestra pasa, inevitablemente, por un posicionamiento despojado de prejuicios en el que tienen cabida tanto los consagrados como los emergentes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios