El investigador Fernando Mira celebra el bicentenario de las alegrías de Cádiz

  • El ponente hablará en el Casino sobre la relevancia de este cante en los fastos constitucionales

Fernando Mira habla del Bicentenario. No del constitucional sino de otro cumpleaños del que Cádiz también debe de presumir con orgullo. El Bicentenario de nuestro cante más señero, las alegrías. Así el investigador gaditano imparte esta tarde, a partir de las ocho, una conferencia titulada El bicentenario del cante por alegrías en el Casino Gaditano.

Para Mira "las alegrías es un cante pero también es una bandera sonora que simboliza y nos une. Cada región tiene su cantar que representa el espíritu colectivo y que la define, casi de la misma manera que cada persona tiene su huella dactilar o su ADN, y las alegrías es nuestra huella", explica.

Pero, tal y como adelanta, el gaditano eludirá hablar del nacimiento y desarrollo de las alegrías sino que centrará su ponencia "en la necesidad de incorporarlas al Bicentenario" porque "tienen la misma edad y nacieron como la más terrible arme mortal para la defensa de la ciudad contra los franceses".

Así, aunque "no podemos fijar", cree Mira, "la partida de nacimiento de este cante gaditano" sí asegura que fue interpretado durante el estallido bélico de 1808, al que se toma como broma "justificando así la mentalidad de la ciudad atlántica".

"Con el cerco de Cádiz nacen, al menos al conocimiento histórico, unas coplillas irónicas, satíricas, chuflonas y variadas denominadas alegres", rememora Mira que afirma que "cualquier cantar era válido, el fandango de Cádiz, la jota navarra, la cachucha, la jeringoza... Las coplas, por muy trágicas que fueren se quedaban convertidas en alegres sones", asegura el investigador que resuelve que "las alegrías y el liberalismo nacen hijos de ese siglo tumultuoso, el XIX, en lucha sin tregua por independencias y libertades".

Para Fernando Mira, como dejará constancia en la conferencia de esta tarde, "las alegrías pudieron más que las bombas de los fanfarrones" por eso "en este próximo Bicentenario bien merece la pena recordarlas pues ellas, como un vino generoso, embriagó de entusiasmo y esperanza a todo un pueblo, por primera vez soberano, en la conquista de su territorio, de su Estado, de su libertad y de sus valores".

Así, con la charla en el Casino Gaditano, Fernando Mira espera que la sociedad y sus representantes tomen conciencia de la relación entre bicentenario constitucional y origen de las alegrías.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios