Las imágenes más bellas de la piel de Cádiz, según Juan Carlos Toro

  • El fotografo de Diario de Jerez inaugura en la Sala Rivadavia la exposición 'Caleidos Cádiz', un monográfico con la costa gaditana como protagonista

Comentarios 1

"Si no fuera el surf, me aficionaría a la pesca". De esta forma explica el fotógrafo de Diario de Jerez, Juan Carlos Toro su relación con el mar. Una conexión que se hace protagonista en la exposición que hoy se inaugura en la Sala Rivadavia, Caleidos Cádiz. Integrada por catorce fotografías de gran formato y varias reproducciones de tamaño medio, la muestra recoge imágenes tomadas a lo largo de la costa gaditana en algo más de dos años, "desde que me compré mi primera cámara analógica", apunta el autor. Además, la exposición cuenta con un audiovisual en el que se van mostrando todo el trabajo realizado por el fotógrafo, más allá de las obras seleccionadas para las salas.

"Es difícil encontrar un binomio con más fuerza que el de Cádiz con el mar", reflexiona el fotógrafo. El mar es significado y significante de la realidad gaditana, y le regala a la provincia muchas de sus estampas más logradas. El nombre escogido para la muestra es también reflejo de esta realidad - "caleidos": del griego kalos, hermoso, y eidos, imagen-.

La actual exposición conjuga la unión de dos pasiones o, como el mismo fotógrafo explica, "dos formas de escapar": la afición del autor por el surf y su amor por la fotografía. "Yo estoy de acuerdo con aquello de que el surf es una forma de vida -explica-. A quien le gusta este deporte tiene la suerte de poder estar horas y horas contemplando las mareas y las puestas de sol. Además, estamos ahí en el mejor momento, a las primeras horas de mañana y las últimas de la tarde, en el punto más agradecido. Y el mar -admitió- es muy fotogénico".

Juan Carlos Toro -que hace frente con ésta a su primera exposición en solitario- insistió en que toda la costa gaditana ofrece rincones únicos pero que la playa de los Caños resulta para él "la mejor esquina de la provincia".

La experimentación con los juegos de simetría es la otra característica de la exposición, "bajo la base de que en principio, el ser humano ve la belleza en la simetría. Pero es siempre falsa simetría porque, si vemos dos mitades exactamente iguales, nos produce disgusto y rechazo. Es por eso que, en la mayor parte de mis imágenes, aparece un elemento distinto o un espacio vacío entre ambas partes, que las separa y contribuye al equilibrio".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios