Los hombres del torero cierran el ciclo de las tertulias taurinas

  • El coloquio se centra en las experiencias vividas por los otros protagonistas que están alrededor del torero y que son clave para la carrera de cualquier maestro

La tertulia bajo el título Otros protagonistas del toreo puso el punto y final de las XV Jornadas Taurinas de La Línea. Una sesión que contó con el banderillero, Carmelo García, el picador, José Cárdenas, el conductor de la cuadrilla de Jesulín, Matías Ramos y el mozo de espadas, Luis Núñez, todo moderado por el crítico taurino Bernardo Prado.

Los participantes respetaron, como es habitual en el mundo del toro, la antigüedad y fue el picador José Cárdenas quien comenzó el turno de intervenciones. Este picador veterano y gran profesional destacó que sus comienzos fueron muy importantes para desarrollar su carrera taurina. "He estado con muchos toreros como picador, todos con los que he ido me han marcado. Pero si tengo que destacar alguno es el maestro Antonio José Galán, él me llamó para entrar en su cuadrilla y eso fue muy importante para mí" añadió.

El caso de Luis Núñez fue distinto, ya que sus inicios fueron toreando con el espectáculo Alegrías de España, con el que dio la vuelta a nuestra país. "Aquello era las actuales escuelas taurinas, toreé más de cuarenta tardes. Pero debo de reconocer que no me engañé, viendo a Miguelín me di cuenta que esto era muy difícil y me dediqué a ser mozo de espadas, entre otras cosas dentro del toro" apuntó.

Núñez fue luego mozo de espadas del propio Miguelín y de matadores como Rafaelín Valencia, Pedro Castillo hasta llegar a ser apoderado de Manuel Guirado.

Pero sin duda alguna, la figura de Matías Ramos es una de las más desconocidas por parte de los aficionados al toro y a la vez tan importante. Durante 18 años ha sido el conductor de la cuadrilla de Jesulín de Ubrique, con la que ha vivido grandes momentos. "Hemos dado varias veces la vuelta a España toreando cerca de mil corridas. Lo mejor ha sido la armonía y la complicidad que teníamos dentro del furgón. El peor, cuando tuvimos el accidente. Si Jesulín llega a llevar el cinturón no le habría pasado nada" señaló.

Cerró el turno de intervenciones otro de los hombres del torero, en este caso de la cuadrilla de Jesulín, el sanluqueño Carmelo García, que después de ser uno de los novilleros más destacados de su época y quedar segundo en el escalafón, tomó la alternativa y mas tarde decidió hacerse torero de plata. "He estado parte de mi vida ligado a Jesulín, algún día nos daremos cuenta de lo que fuimos capaces de hacer un grupo de jóvenes toreros, en una cuadrilla que ha toreado más de 900 tardes. Algo irrepetible" concluyó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios