Balance 2008-rejoneadores (y III) El maestro Hermoso de Mendoza, líder en la estadística, realizó una campaña desigual

La gran explosión de Diego Ventura

  • El torero sevillano sumó a la Puerta del Príncipe de Sevilla en el ciclo abrileño, dos salidas a hombros en Las Ventas y consiguió 38 trofeos en sus 14 actuaciones en plazas de primera categoría

La temporada ha tenido un nombre: Diego Ventura. El rejoneador sevillano ha cabalgado de triunfo en triunfo y de principio a fin en la mejor campaña de su carrera. Ventura, a su línea de espectacularidad, ha añadido la solidez de un torero que, por su ambición y juventud, tiene todavía mucho que aportar. Ha convencido en todo tipo de plazas. Ahí están las estadísticas. De sus 66 festejos, 14 han sido en cosos de primera categoría en los que ha conseguido nada menos que 38 trofeos. Siete orejas de Sevilla, con una Puerta del Príncipe, otras siete en Madrid, con dos salidas en hombros; otras siete en Zaragoza, cuatro en Barcelona y doce trofeos y un rabo en su actuación en solitario en Ronda, donde sacó a torear hasta 18 caballos en la demostración palpable de que posee una de las cuadras más extensas e importantes del momento. En esas tardes brilló a gran altura en la Maestranza, donde en actuación en terna le ganó la batalla a Pablo Hermoso de Mendoza, en un festejo que encabezaba Fermín Bohórquez. Si en Las Ventas estuvo espectacular y acertado en su primer compromiso, en el otro toreó más asentado, especialmente a su primer toro. Sin duda, ha sido la temporada de Diego Ventura, que únicamente tuvo como contrapunto una grave lesión ósea, de la que se recuperó en algo menos de un mes.

Pablo Hermoso de Mendoza continúa en ese Olimpo ganado por su excelente toreo desde hace años. En la presente campaña arrancó muy frío y en Sevilla le vimos muy por debajo de sus condiciones, con un conformismo impropio del navarro. Ha quedado líder del escalafón, con 67 festejos y 37 orejas. Sin embargo, en plazas de primera, sus datos están por debajo de Ventura: en 13 actuaciones sumó 15 orejas. De hecho, además de no dejar huella en Sevilla, tampoco lo hizo en Madrid ni en Pamplona. Sus mejores faenas fueron las de Bilbao, Bayona, Logroño, Huelva, Jerez, Vitoria y Calahorra.

Independientemente de estadísticas, otros toreros muy interesantes son Andy Cartagena, Sergio Galán, Álvaro Montes y Leonardo Hernández.

Andy Cartagena, en su línea de torero dominador, ha dejado muestras de su buen oficio en plazas como las de Madrid -donde abrió por quinta vez la Puerta Grande-, Málaga, Castellón, El Puerto, Murcia, Valladolid, Jaén y León.

Sergio Galán, que posee un toreo serio y clásico, dio su mejor medida en Pamplona, donde cortó tres orejas. En Las Ventas consiguió un trofeo. Y salió a hombros en numerosos cosos de segunda y tercera, en un año en el que mantuvo una gran regularidad.

Álvaro Montes, en su décima temporada como rejoneador, que celebró en su tierra, actuando en la plaza de Jaén, dejó en la retina de los aficionados su gesto de casta en un percance sufrido en Las Ventas, manteniéndose en el ruedo y lidiando con acierto. Otros dos apuntes grandes de su campaña sucedieron en Nimes, donde hizo su presentación, y en Vitoria.

Leonardo Hernández, que ha superado la pérdida de visión de un ojo debido a un percance, ha dado una imagen muy positiva con un rejoneo clásico. Y además lo ha plasmado en plazas de máxima responsabilidad, como Madrid, Nimes, Sevilla, Valencia, El Puerto, Córdoba, Granada y Cáceres.

Como es inabarcable el análisis de todos los rejoneadores del escalafón -103 en total-, diremos que dentro de los diez primeros puestos -además de los ya citados- nos encontramos con Raúl Martín Burgos, cuya campaña se centra en plazas de menor orden y cuya mejor actuación tuvo lugar en Leganés; Noelia Mota, que ha conseguido 142 trofeos, y lucha por torear en plazas de máxima categoría; López Bayo, con una estadística menos abultada; el veterano Fermín Bohórquez, que le ha abierto cartel numerosas tardes a Hermoso, y que aporta veteranía y un toreo campero que ha plasmado con acierto en plazas como las de Sevilla, Salamanca, Zafra, Écija y Játiva; Rui Fernandes, que tras descolgarse de las grandes ferias, ha conseguido importantes triunfos este año en varios cosos portugueses -entre ellos en Campo Pequenho-, franceses -Mejanes- y varias plazas españolas -Los Barrios y Guijuelo, entre ellas-. Dentro de esos diez primeros puestos, el único torero que queda por reflejar es Sergio Domínguez, que en cosos de segunda categoría destacó en Cáceres y Teruel.

Cada rejoneador tiene su historia, imposible de recoger en un resumen, dentro de una campaña en la que, sin duda alguna, arrolló el sevillano Diego Ventura.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios