La música y la poesía social se fusionan en recuerdo y homenaje a Julia Guerra

  • El murciano José Manuel Regal logra el primer premio del certamen internacional y un conjunto de poetas de Cuba recibe una mención especial · Téllez eleva la valía de la poetisa tan cercana a los desfavorecidos

El objetivo era recordarla y así se hizo. El acto de entrega de los premios del V Certamen Poesía Social Julia Guerra, organizado este año por el Ateneo Republicano del Campo de Gibraltar en colaboración con la concejalía de Cultura de Algeciras, estuvo rodeado de enamorados de las letras, de la sociedad y de las reivindicaciones sociales. Algunas pinceladas de música hicieron de la rutina de la entrega un acto con un plus de encanto, además de la energía del lugar, el emblemático Kursaal que acogió la semblanza de la poetisa desaparecida.

El fallo del jurado se hizo público durante la ceremonia. El primer premio, de entre 238 trabajos, recayó en José Manuel Regal, asturiano aunque residente en Murcia, por la obra No llego como un tsunami. El presidente del Ateneo Republicano, Paco Esteban, fue el encargado de la entrega aunque no pudo estar presente el escritor. Sin embargo dejó constancia de su agradecimiento en una líneas enviadas.

El poema Desatinos de un mundo desmemoriado, de Fernando Ugeda Calabuig, de Villena (Alicante), se alzó con el segundo puesto. Presente en el acto, alabó que se siga reivindicando la poesía social y subrayó que "en muchas ocasiones presta su voz a colectivos que han perdido el don de la palabra". Por último, el tercer premio fue a parar al José Manuel Vives Hernández, de Badajoz, por su trabajo Breve tratado de la tristeza. "No hay muchos premios de poesía social, es de agradecer", y apuntó que se identificaba plenamente con la obra de Guerra.

La coordinadora del certamen, Ascensión Sotomayor, dio paso al premio comarcal instando así a una mayor participación de los poetas de la zona, ya que las dimensiones que ha cobrado el certamen son imparables con participantes de Francia, EEUU y varios países de Latinoamérica como Argentina o Uruguay. Como ya adelantó este diario ayer, Leonor Villaseñor se alzó con esta categoría por Ojos entristecidos.

Finalmente, se hizo entrega de una mención especial que corrió a cargo del escritor y periodista Juan José Téllez. Se dirigió esta distinción a un conjunto de poetas de Matanzas (Cuba). El algecireño evocó a un viaje que realizó precisamente a esta ciudad y que cuenta con un río al que si le arrojas una moneda vuelves. "Es curioso que vuelva y en mi propia tierra". Téllez destacó que Julia Guerra estaría encantada con este acto. "Me gustaría saber qué opinaría de un tiempo en el que en vez de embargarnos la emoción nos embargan las manos. La poesía ya no es una arma cargada de futuro, y ya ni siquiera de presente". El punto y final de su intervención y el acto lo marcó con la frase: "por Julia, por su viejo espíritu que perdió el norte y se vino al sur" y al recitar Dos Orillas, de la poetisa con alma algecireña.

En el acto estuvieron también presentes el alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, que subrayó que "a una ciudad le hace grande mantener viva la llama del artista y Guerra era una mujer comprometida". Agradeció el tesón de muchos, como Téllez, que han permitido que su recuerdo siga vivo, y apostó por invertir en dos pilares básicos: la cultura y la educación. La diputada provincial y concejal de Cultura, Pilar Pintor también estuvo presente.

Asimismo, durante la entrega de premios deleitaron con su voz Julia Jiménez y Juan Carlos Arauzo, ambos con Paco Valdivia a la guitarra, y dos jóvenes cantantes llamadas Rosa y Elena.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios